La RFEC trabaja por el aumento de los cazadores federados

 La clave está en la renovación del colectivo de cazadores y el éxito del relevo generacional

Tras la media veda, y en puertas ya de una nueva temporada general de caza, miles de cazadores españoles preparan la campaña de caza menor y mayor.
Sin embargo, en los últimos años, la crisis económica que incide en todos los sectores de actividad ha repercutido muy negativamente en el mundo venatorio y en todas las áreas relacionadas, reduciéndose el número de cazadores.

La Real Federación Española de Caza (RFEC) ha visto con asombro en una publicación un titular en la sección de noticias erróneo, por no decir que manipulado, en el que se afirma que la “RFEC pierde 154.328 federados desde 2006, mientras que el número de licencias de caza sigue creciendo”. 

La RFEC pone de manifiesto que en los últimos años el número de federados ha descendido, en línea con las dificultades antes apuntadas, coincidiendo con los años más duros de la crisis económica y de la destrucción de empleo en España, con la caza como actividad deportiva fuertemente afectada por la recesión, pero ni mucho menos en esas cifras. Desde el año 2006 hasta 2011, la evolución de las licencias federativas ha pasado de 432.919 a 390.994, lo que supone una disminución de 42.000 licencias, ligeramente por debajo del 10 por ciento, y  no como indicó esa publicación.

En cuanto al aumento de número de licencias de caza la RFEC indica que ese dato, como casi todo lo que manifiesta dicha publicación, está sesgado, ya que se basa en la suma del número de licencias autonómicas y en muchos casos existen duplicidades. Un mismo cazador puede tener hasta 17 licencias autonómicas. Para que existiera concreción en los datos debería ponerse en marcha una vieja demanda de la  Real Federación Española de Caza, de los cazadores en general y de los cazadores federados en particular. Ésta pasa por la armonización de toda la legislación en torno a la caza y la puesta en marcha de una licencia de caza única en todo el territorio nacional.

Por todo esto, la RFEC trabaja diariamente por la renovación del colectivo de cazadores y el éxito del relevo generacional y lucha por el apoyo decidido a la caza por parte de la Administración central y las autonómicas, ya que esta actividad genera cientos de millones de euros y miles de puestos de trabajo, sobre todo en las zonas más deprimidas. 

La RFEC recuerda que a pesar de la actual situación, con más de cuatro millones y medio de desempleados y con un brutal parón en el consumo y en la economía en general, la caza está manteniendo todavía  niveles de actividad y generando empleo.


 

 

Deja un comentario