La FAC se reúne con la Jefatura de Trabajo de Cádiz para solucionar el problema con las rehalas

La Federación Andaluza de Caza se ha reunido  con el Jefe de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social de la provincia de Cádiz para buscar una solución al grave problema que se está produciendo en la provincia a propósito de las sanciones que se están cursando contra los rehaleros y batidores gaditanos al solicitarles su alta en la Seguridad Social pese a participar en monterías de carácter social y, por tanto, sin ánimo de lucro.

 

Así, desde mediados del presente mes, inspectores de Trabajo auxiliados por agentes del Seprona han acudido a diferentes monterías de la provincia para comprobar y exigir, durante el mismo ejercicio de la caza, el alta en la Seguridad Social de rehaleros y batidores pese a que hasta la fecha no existe ningún condicionante legal que les exija darse de alta para acudir a las monterías sin ánimo de lucro y en las que, por tanto, no acuden como una empresa externa contratada para prestar un servicio.

Según ha podido saber la Federación Andaluza de Caza, podrían ya existir sanciones en curso por este motivo así como haberse tomado por parte de la Jefatura de Trabajo y Seguridad Social los datos de numerosas rehalas participantes en varias monterías.

Esta situación ha provocado que desde el pasado 13 de diciembre los rehaleros y batidores de Cádiz convocaran una huelga que ha sido refrendada por todo el sector y que ha provocado que el pasado fin de semana se suspendieran todas las monterías previstas al no poder desarrollarse por la ausencia de rehalas disponibles, con los consiguientes perjuicios económicos para las sociedades de cazadores y gestores cinegéticos implicados.

Estos efectos económicos, así como la importancia de que las rehalas dedicadas a monterías sociales no se vean gravadas por un requerimiento que ni siquiera contempla la ley serán los principales temas expuestos por el presidente de la Federación Andaluza de Caza, José María Mancheño, y el delegado provincial de la FAC en Cádiz, Alfonso Medina, quienes junto con representantes de rehalas gaditanas de la provincia exigirán a la Jefatura de Trabajo y Seguridad Social de la provincia que se encuentre solución a una coyuntura que está perjudicando gravemente a la caza más social y humilde, practicada por aquellos que no la entienden como un negocio sino como un deporte sin ánimo de lucro y para cuya explotación cuentan con muy limitados recursos.

Deja un comentario