La FAC y la AER propondrán al Ministerio de Trabajo aplicar a las rehalas la exención del régimen de la Seguridad Social

La Federación Andaluza de Caza (FAC) y la Asociación Española de Rehalas (AER) propondrán al Ministerio de Trabajo aplicar a la caza con rehalas la exención del régimen de la Seguridad Social prevista en el artículo 7.6 de la Ley General de la Seguridad Social.

 

Esta propuesta se acordó en la reunión mantenida el pasado 18 de diciembre por los colectivos cinegéticos y la Jefatura Provincial de Trabajo y Seguridad Social a próposito del problema surgido por las inspección realizadas a las rehalas durante el ejercicio de la caza en la provincia gaditana.

Así, el citado artículo recoge literalmente la siguiente: “No obstante lo dispuesto en los apartados anteriores del presente artículo, el Gobierno, a propuesta del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales y oídos los Sindicatos más representativos o el Colegio Oficial competente, podrá, a instancias de los interesados, excluir del campo de aplicación del Régimen de la Seguridad Social correspondiente, a las personas cuyo trabajo por cuenta ajena, en atención a su jornada o retribución, pueda considerarse marginal y no constitutivo de medio fundamental de vida”.

En este sentido, la AER y la FAC solicitaron a la Inspección de Trabajo de Cádiz que aclare los criterios con los que se va a actuar en lo sucesivo a la hora de intervenir y exigir el alta en la Seguridad Social para los rehaleros, así como que se identifiquen aquellos casos en los que se está realizando la actividad con fines económicos y comerciales y se diferencie de aquellos otros en los que la caza de rehala se realiza por simple afición y sin ánimo de lucro.

Precisamente, tanto la AER como la FAC señalaron al a Inspección de Trabajo de Cádiz que la vía de inspecciones abierta conduce a las rehalas a una situación de indefensión para la que los rehaleros no están preparados y que, en todo caso, lleva al riesgo de que se entienda y evalúe la actividad exclusivamente desde un punto de vista material, sin contemplar la afición que conlleva y que puede suponer el fin de la caza mayor de carácter más social y humilde al convertirse en una actividad gravada económicamente que los cazadores más humildes no puedan afrontar.

Tanto por parte de la Federación Andaluza de Caza como por la Asociación Española de Rehalas se ha expresado públicamente la intención y el compromiso de continuar informando a los rehaleros de la provincia de Cádiz así como seguir luchando por defender esta actividad, con mayor hincapié en su versión más social y deportiva.

Deja un comentario