La FAC exige medidas para el control de predadores y rechaza prohibir la caza del conejo en Doñana

La Federación Andaluza de Caza (FAC) quiere expresar su radical rechazo a la propuesta de prohibir la caza del conejo en los terrenos acotados que se encuentran dentro del Parque Natural de Doñana como medida propuesta por la Dirección del Parque y los grupos ecologistas para aumentar la población de esta especie y exige, asimismo, que se pongan en marcha de una vez medidas para el control de predadores que permitan estabilizar la densidad de conejos en la zona.

 

Esta propuesta, planteada por la Dirección del Parque Natural de Doñana y los grupos ecologistas onubenses el pasado 21 de febrero  en el Grupo de Trabajo de Caza previo al Consejo Provincial de Biodiversidad de Huelva, supondría la prohibición de la caza del conejo en un total de 50.000 hectáreas comprendidas entre las provincias de Sevilla, Cádiz y Huelva, siendo ésta última la más afectada con 31.000 hectáreas comprendidas dentro del parque. 

Tanto el delegado provincial de la FAC en Huelva, Manuel Gutiérrez La O, quien ya expresó su disconformidad con la medida durante la reunión del Grupo de Trabajo, como la Federación Andaluza de Caza rechazan esta propuesta como solución posible para el aumento de la población de conejos y exigen que se adopten de una vez las medidas que faciliten el control de predadores como el meloncillo, cuyo control está muy limitado pese a su abundancia en la zona y a los destrozos producidos en la fauna cinegética del parque.

Desde la FAC se recuerda a los grupos ecologistas y a la Dirección del Parque Natural de Doñana que la escasa densidad de conejos en las 31.000 hectáreas de la provincia onubense afectadas por la prohibición propuesta ha sido tradicionalmente baja y todo ello pese a haberse producido innumerables y costosas repoblaciones e incluso pese a haberse suspendido la caza del conejo por parte de las sociedades federadas con acotados en la zona en un ejercicio de responsabilidad como gestores del medio natural.

El organismo federado andaluz lamenta profundamente que el sistema de defensa empleado por otros organismos medioambientales para defensa de la naturaleza, entre los que se encuentran los grupos ecologistas, sea el ataque sin argumentos a la actividad cinegética a pesar de que ésta supone una de las principales herramientas de equilibrio y conservación en la zona y destaca la especial responsabilidad y sensibilidad de las sociedades de cazadores que desarrollan su actividad en el Parque Natural de Doñana. Además, recuerda el importante impacto económico y social que esta propuesta, de verse materializada, supondría para la provincia al afectar a un total de 1.084 cazadores federados suponiendo un atentado contra la caza social.

“Resulta demagógico que desde instituciones y colectivos que representan al Medio Ambiente se quiera achacar la presión sobre la población del conejo a la caza obviándose que existen depredadores no controlados, como el meloncillo, que generan auténticos estragos en las poblaciones de conejo, perdiz o acuáticas en la zona y para los que no se solicita ninguna medida de control por parte de dichas organizaciones” ha señalado José María Mancheño, presidente de la FAC.

Deja un comentario