Fallece Ricardo Fdez. Ortega, ex presidente de la Fed. Madrileña de Caza

Con motivo del fallecimiento de Ricardo Fernández Ortega, que fuera presidente de la Federación Madrileña de Caza durante los años 1989 a 1993, Antonio García Ceva, en representación de la Sociedad de Cazadores “Perros de Caza de Madrid”, ha remitido esta necrológica que a continuación reproducimos:

 

“Nunca me hubiera gustado comunicar una triste, muy triste, noticia al colectivo de cazadores y, sobre todo, a aquéllos, entre los que me encuentro, que tienen especial cariño por sus mejores amigos ‘no humanos’. No estoy manifestando ninguna metáfora, sino un sentimiento profundo y sincero que compartía una muy buena persona que hace menos de quince días nos ha abandonado para siempre. Los cazadores madrileños más veteranos, muchos seniors e incluso bastantes juniors que saborean y comprenden al mundo canino, conocían a D. Ricardo Fernández Ortega. 

Fundador de la Sociedad de Cazadores “Perros de Caza” de Madrid y hacedor por su interés y empeño de poner en un alto lugar las pruebas y competiciones ‘perrunas’ de San Huberto, perros de caza y caza práctica, incluso durante el último decenio dando un empuje importante a las razas ‘levantadoras’, springel y cocker, ya no sólo en la Comunidad de Madrid, sino en la práctica totalidad de nuestra ‘piel de toro’.

A sus 84 años, parecía que todavía le quedaba mucho por enseñarnos, pero las fuerzas y el ánimo, en septiembre del pasado año, comenzaron a flojear de una manera acelerada. El pasado día 13 de abril ya no le fue posible asistir a ‘su prueba’, la puntuable organizada por la Sociedad Perros de Caza, en la que, precisamente, se le rindió homenaje por su trayectoria.

Aquéllos que tuvimos el placer de compartir jornadas de caza y de trabajo (presidió la Federación Madrileña de Caza de 1989 a 1993) pudimos apreciar, por añadido, sus cualidades de humildad y lealtad. Sí, realmente Ricardo fue una persona humilde y, en algunos momentos, silenciosa (mas si cabe, desde que enviudó), pero leal, sincera y entregada a su afición. 

Nos despedimos de ti, Ricardo, y te tendremos en nuestra memoria como un muy buen hombre y un buen amigo de sus amigos, de los de ‘dos y de los de cuatro patas’; éstos, ya sabes, nunca te abandonan, salvo cuando fallecen, como a nosotros nos ha ocurrido contigo. Descansa en Paz, Ricardo y hasta siempre”.      

Deja un comentario