La elección del cartucho ideal para la general

logo trust2

De cara al próximo (y esperado) comienzo de la general de caza toca revisar el material que vamos a emplear en nuestras jornadas cinegéticas. Uno de los aspectos más importantes que hay que valorar es la selección del cartucho.

Hoy día, es muy raro que en nuestras armerías no estén surtidas de buenos cartuchos de caza en los calibres más utilizados. Lo fundamental para el cazador es encontrar el cartucho adecuado a la escopeta que usa y a su forma de cazar.

Vamos a resumir los puntos más importantes que debemos conocer para elegir correctamente la cartuchería para las principales modalidades de caza menor.

La munición con la que se alimentan las escopetas son los conocidos cartuchos para armas de ánima lisa (cañones sin estrías). Éstos se componen de:

  • Un culote metálico que contiene es su interior el pistón y la pólvora, y que se une un cuerpo de cartón o plástico.
  • Un taco (de cartón, corcho, plástico, fieltro…) que separa la carga útil del proyectil. Los cartuchos modernos de perdigones convierten el taco en amortiguador y en contenedor de perdigones, evitando el roce de éstos con el cañón y mejorando el rendimiento.
  • La carga útil consiste en un número variable de perdigones o una gran bala. Como la bala no puede girar tomando las estrías del cañón, suelen tener planos helicoidales en su parte externa o interna que la hace girar por efecto de su aerodinámica

Para poder comprender qué uso se le puede dar a un calibre o a la carga de un determinado cartucho, es necesario conocer cómo funcionan los chokes, pues si se desconoce cómo es la balística del disparo no es posible elegir correctamente la munición.

El choke, ya sea intercambiable o fijo, es una reducción del diámetro interior del cañón (estrangulamiento) en su boca, que influye en el plomeo o dispersión de los perdigones durante su recorrido en el aire.

Sin choke, los gases que van empujando al taco salen al mismo tiempo que éste al exterior, de modo que interaccionan con los perdigones que no están dentro de la copa del taco –si es que tiene– y los dispersa más de lo que sólo lo haría la fuerza de rozamiento del aire, debido a la velocidad que llevan.

Por el contrario, con el choke full o máxima reducción de diámetro, los perdigones prácticamente no se ven dispersados por los gases de combustión, sólo por el aire, de ahí que con éste se consiguen los plomeos más “cerrados”: mayor número de proyectiles por unidad de superficie alcanzan el blanco.

Con independencia del calibre de escopeta utilizado, la forma de actuar de los chokes es la misma: separa el taco para que no se dispersen los perdigones por efecto de los gases.

Hay que apuntar que el plomeo no sólo depende del choke, sino también de la calidad del cartucho y cañón que se emplee. Los chokes más comunes para perdigones de plomo son: ****, IC ó 1/4 ; ***, M ó 1/2 ; **, IM ó ¾; y *, F o full

CARGAS Y PERDIGONES

Como a medida que se utiliza un grado de choke más cerrado el plomeo es más compacto, a la mayoría de tiradores les parece que su arma aleja más, pues generalmente se abaten piezas a mayor distancia que cuando se usan chokes abiertos.

Por ello no es aconsejable utilizar chokes cerrados para tirar cerca ya que es más fácil fallar la pieza, y cuando se acierta ésta recibe demasiados impactos. Sólo en el caso de emplear cargas menos pesadas de lo aconsejable o perdigones de menor diámetro, es buena idea utilizar los chokes para conseguir mayor número de impactos aunque no se tire tan cerca.

No obstante, se pueden conseguir resultados muy parecidos – e incluso más efectivos – con determinadas cargas que pueden parecer, por su menor peso, poco efectivas. Por ejemplo, 28 gramos de perdigones del 6 son 232 perdigones y 36 gramos de perdigones del 5 son 230 perdigones, lo que significa que con el mismo choke con ambas cargas se consiguen plomeos similares.

Las combinaciones son numerosísimas, pero como regla general se usará un choke más cerrado para disparos a mayor distancia.

ELECCIÓN DEL CARTUCHO SEGÚN EL CALIBRE

Ha de hacerse en función del choke que montaremos y de las piezas a cobrar.

executive guns ammunition

Calibre 12

Actualmente, el “rey” de los calibres de escopeta. Aunque es un calibre relativamente moderno (popularizado sobre todo a partir de la Segunda Guerra Mundial), es con diferencia el que más suele verse en manos de los cazadores. Cargas de 32 – 34 gramos y plomos del 6 – 7, la elección más común en nuestro país.

Calibre 16

Alto rendimiento, es tan dúctil que con cargas pesadas tiene el mismo comportamiento que el 12, pero con un retroceso sensiblemente inferior. Con cargas suaves de 25 g equivale a un 20 pero con menos retroceso, ya que son suaves para él, pero nominales para el otro.

Calibre 20

Un buen calibre con cargas nominales siempre que hablemos de conejos, patos, perdices, palomas y piezas similares de caza menor. Se dispone de cartuchos de 24 a 32 gr, adecuados para casi todas las condiciones de caza. Con el 20 se puede cazar de todo, y además, con muy buen rendimiento. Cada vez está cosechando más adeptos entre los tiradores finos y exigentes

Calibre 24

Una munición cómoda de tirar por su escaso retroceso y su efectividad. Fuera de nuestro país se usa para entrenar en skeet y recorridos de caza.
Calibre 28

Este calibre forma parte del cuarteto más utilizado en el mundo, junto con el 12, el 20 y el .410. Es suave pero increíblemente efectivo. Escopetas de un sólo cañón en este calibre son fáciles de encontrar en todos los clubes de tiro y para la caza de córvidos es excelente, ya que, además de lo dicho, su escaso ruido permite repetir varias veces el disparo antes de desplazar el bando.

Calibre 32

Disparan las mismas cargas casi sin retroceso y la versión .410 del último lo supera.

Calibre 36

También llamado 2 milímetros. Muy buena opción, ya que su comportamiento, a escala reducida, es el mismo que el de los grandes. Todavía se fabrican escopetas artesanales de gran precio y categoría.

Calibre .410

Se trata de un calibre 36 alargado para que entre más plomo, de tres pulgadas ó 76 milímetros. Su carga más pesada es igual a la de un 20 y, debido a su estrecho cañón que concentra la carga, el comportamiento es mejor. Con bala sólida de entre 10 y 12 gramos (unos 160 a 200 grains) movidos a 450 metros por segundo, resulta un tiro comparable a un rifle pequeño como .44-40, .30-30, .357 y similares

La recomendación final es probar entre las diferentes opciones que hoy día tenemos a nuestro alcance hasta encontrar el apropiado para cada una de nuestras escopetas y con los que nos sintamos cómodos. Cartuchos Trust tiene una extensa gama de cartuchos para dar respuesta a los gustos y preferencia de la mayoría de cazadores.

Puedes saber más sobre nuestra gama de cartuchos haciendo click en nuestro catálogo online.

Imagen cortesía de Silvio Agius/Executive Guns and Ammo – Malta

 

Por Cartuchos Trust.

Enlace noticia.

Deja un comentario