En el punto de mira: Rifle Bergara B14, camino hacia el cielo

Foto de AperturaLlegar al éxito no es tarea sencilla. Recuerdo mi primer contacto con el protagonista que hoy les traigo aquí. Coincidí con él en esos momentos previos a su salida al mercado, durante unas pruebas de tiro en cancha por parte de operarios de la marca.

La primera impresión me dejó sorprendido por su concepto, situándolo inmediatamente entre los rifles nórdicos y los americanos. Al Bergara B14 se le ve un rifle de una vez, sobrado de materiales, tanto de metal como de maderas.  Y es entonces cuando uno lo ve claro. Mirando hacia atrás es sencillo descu-brir que ha venido a llenar un nicho vacío en producción nacional, desde la desaparición de nuestro Santa Bárbara. Recurrir a esta comparativa, a este halago, se sustenta en cuatro características  fundamentales que a modo de similitud, salvando las distancias del tiempo, le acercan mucho a él: sobriedad, seguridad, precisión y precio.

La primera de ellas queda explicada en las letras que dejé ahí arriba sobre la cantidad de material utilizado. En Bergara han querido hacer un rifle para el cazador, que aguante sin problemas llegado el caso un trato duro, y créame, nada más cogerlo uno se da cuenta de que lo han conseguido. La sensación, el tacto, recuerda entonces a manufacturas nórdicas, especialmente a Tikka, a ese concepto de arma sólida que tan históricamente siempre han conseguido.

Pero, sigamos. La seguridad de un rifle de cerrojo tiene precisamente en su cierre el punto más crítico. En este caso se echa mano de una de las acciones más conocidas, la Remington M700, basándose en su diseño al que se mejora substancialmente. Estamos frente a un clásico, utilizado como base para la creación de desarrollos tanto en el campo civil como en el cinegético, el táctico o la competición, ¿qué más se puede pedir?

Y llegamos al punto fuerte de la marca, la precisión. Bergara nace unida a la fabricación de cañones. Con una más que amplia experiencia en este campo, la calidad de sus tubos no ofrece dudas, demostrándolo con fuerza en disciplinas de tiro, las más exigente.

Y, por último, el postre: su precio. Esa relación entre lo que se ofrece y cuánto hay que pagar para poseerlo es, en este caso, la guinda al pastel. Calidad a un precio accesible, el camino hacia el éxito.

Recorramos  su anatomía, su comportamiento frente al papel, su modo de cantar en el campo. Tras ello sea sincero y dígame, realmente, si no le ha sorprendido.

1
Junto a Antonio Vargas tuvimos la suerte de poner a prueba sobre el terreno al Bergara B14. Tener el privilegio de recechar en fincas como La Parrilla o El Navazo es todo un lujo para el cazador.
1a
Tras localizar los grupos de animales vamos haciendo entradas a pie para tratar de encontrar la pieza buscada.
2
Y, por fin, ahí, frente a nuestro rifle, tenemos una muflona que cumple con los requisitos de lo que la guardería anda buscando. La distancia que nos separa son 202 metros; ahora toca seguir al pie de la letra el protocolo tantas veces repetido. Aun siendo un tiro muy sencillo, para hacerlo impecable todos los pasos deben cuidarse al detalle.
3
Instante que capta la alimentación de la recámara instantes antes de efectuar el disparo.
4
Buscar un apoyo correcto es la mejor forma de asegurar el éxito del lance. No se precipite, mantenga la calma y busque uno estable. Las ramas de esta carrasca tienen la altura justa. La correa del rifle, de neopreno, servirá de amortiguador entre el guardamanos y el árbol.
5
Los codos quedan en el aire así que debemos concentrarnos en que la posición sea recogida, redonda. Desde atrás Antonio me indica con precisión cuál es la pieza elegida. Entra en el visor a 12 aumentos, el paralaje está ajustado, sólo falta concentrarnos en la salida del disparador.
6
El disparo ha sido certero. Una ligera carrera y la muflona ha rodado. Esperamos unos minutos y con calma vamos hacia la pieza.
8
El autor junto al equipo probado y el resultado del rececho.
7
La colocación ha sido impecable, la alocada carrera dejaba leer que había sido así. Entrada por la paleta y salida importante visto el pequeño tamaño de la pieza.  Y es que esta punta de plástico soldada, fabricada por Nosler y montada en este caso por Federal en su serie Premium, es una todoterreno capaz de abatir casi todo.
7a
En .300 Winchester Magnum y con 180 grains, sirve tanto para especies pequeñas y ligeras como para medias o incluso pesadas. La garantía de retención de peso genera canales muy largos, posibilitando abatir olvidando un poco el tamaño de la pieza.
7b
Antonio Vargas hijo va a registrar el tiro, sorprendido por la gran cantidad de sangre que vieron a través de los prismáticos en el impacto. Viene con un gran trozo de pulmón que ha encontrado allí, arrancado por la Accubond.
7c
Y es que esta punta de plástico soldada, fabricada por Nosler y montada en este caso por Federal en su serie Premium, es una todoterreno capaz de abatir casi todo.
9
Frente a la casa del Navazo el equipo participante en esta jornada al completo: los guardas de la finca, Antonio Mata, Michel Coya, Antonio Vargas, Luis de la Torriente, Jesús Sánchez y Antonio Vargas hijo.
10
Y me voy al campo de tiro dispuesto a tomarle la medida al equipo y regularlo a mi gusto. Sobre sacos y a 100 metros consigo en unos pocos disparos tenerlo alto los 5 cm de rigor. Puesto de esta manera hasta los 300 metros no tendré que salirme de la pieza.
10a
Espero, entonces, que se enfríe el cañón y hago una última serie de tres disparos. El resultado son esos 2,5 cm entre centros que ven en la instantánea. Resultado Sub-MOA que seguro podríamos mejorar fácilmente. No hay duda, el B14 es un rifle muy preciso.
11
El modelo recibido posee alza y punto de mira, ambos con fibra óptica para una mejor captura.
11a
Como detalle, en bolsa aparte se entregan tres tornillos para tapar las roscas en caso de quitar los elementos de puntería.
12
El disparador de serie acabará siendo uno propio de la marca, aunque en estos primeros modelos se han montado de otras manufacturas. Como un rifle customizable que es, admite el cambio por otros de forma sencilla, siendo, por ejemplo, los Timney una buena opción. El probado tenía una salida clara y nada de arrastre. Puestos a buscarle alguna pega sólo reseñar que el ejemplar probado tenía un pequeñísimo segundo tiempo.
14
La tapa del cargador es abatible. La capacidad es de 4+1 en estándar y 3+1 en magnum. Pronto se ofrecerá un kit de conversión para utilizarlo con cargador separable de petaca.
15
La nuez del cerrojo es similar a la usada en el BX11. Junto a ella, el seguro de dos posiciones con indicadores de color.
15a
El pulsador del retén del cerrojo.
16a
El B14 se ofrece actualmente en dos acabados, éste llamado Timber con culata de madera y el Sporter con culata sintética. En este caso cuenta con culata de nogal acabada al aceite, guardamanos con puntal redondeado, pistolet de regular inclinación, carrillera americana y Montecarlo.
16
La culata es rematada por cantonera de caucho negro y cuenta con esperas para las anillas portafusil desmontables. La longitud del cañón es de 24”, 61 cm, con un paso de estrías de 1/10”. El peso total con el visor montado es de 4.689 kilogramos.
17a
Sobre monturas Warne Vortex Viper 6,5-20×50.
18
En esta ocasión contábamos con un freno de boca al que acompañaba un cubrerosca por si decidíamos prescindir de él. El peso total del conjunto sumado a este atenuador hacía muy confortable el disparo, vamos, un .300 Winchester Magnum muy endulzado. Como siempre que tiramos y más con frenos es obligatorio usar cascos protectores para no dañar los oídos. Observe los tres tornillos que acompañan al rifle para tapar los agujeros de alza y punto en caso de quitarlo.
20
El cerrojo del B14 tiene un ángulo de apertura de 90º. Los dos únicos tetones llegan hasta el frente acabándose en ángulo frente a los habituales perpendiculares. Cuenta con un fuerte extractor y un expulsor a 180º. Su manejo es suave y preciso y tanto la cabeza como la nuez y la manija vienen pavonadas en negro. La bola es de material sintético pudiéndose intercambiar con la de otras marcas… por ejemplo, Blaser.
21
El Take Down BX 11, el primer cerrojo de la marca, frente al B14, nuestra estrella invitada hoy. Haciendo una composición histórica cabe preguntarse porque Bergara no desarrollo este último modelo, mucho más sencillo, antes que el desmontable. Posiblemente haberse implicado en la creación de un rifle como el 11 les haya permitido ahora sintetizar mucho más, el resultado está ahí, el 14 es un arma absolutamente práctica.
22
Bergara toma como ejemplo un clásico de amplia difusión y prestigio, el Remington M700. Si pensamos que estamos ante uno de los modelos más customizables del mundo, el B14 ofrece una ventaja añadida: admite la mayoría de los accesorios con los que podemos vestir al Remington. Junto al discreto parecido de su perfil, aprecie lo similar de la acción, donde se pueden comparar las mejoras ofrecidas. Como curiosidad, el modelo de Remington que aparece en la instantánea es un M 700 BDL DM.

 

 

Foto de Apertura Bergara B14Texto y fotos: Miguel Coya [michelcoya@ gmail.com / apuntomuichelcoya@gmail.com]

Deja un comentario