Cartuchería metálica Norma y Geco. Una exclusiva de Michel Coya

El cartucho es el corazón del equipo, esa parte del puzzle que finalmente nos lleva hasta la pieza, dependiendo de ella un gran porcentaje de la eficacia del cazador.

Las cartucheras trabajan en esa unión perfecta entre ética y deportividad, amasada con la técnica más puntera para conseguir ser limpios en ese instante único que persigue el mínimo sufrimiento. Hoy en estas páginas dos buenos ejemplos de marcas que trabajan con rigor estas premisas.

Englobadas dentro de RUAG, Norma y Geco, desarrollan y fabrican cartuchería metálica para caza, amén de otras líneas de producción distintas como las dedicadas al tiro de precisión, entrenamiento o para cuerpos de seguridad. Como seña de identidad, en ambas, la calidad. Son productos del centro y norte de Europa donde esta es premisa obligada. Lógicamente entre ambas hay grandes grandes diferencias, tanto conceptuales como de desarrollo, ocupando nichos distintos que lleva a Norma a competir con lo más elitista de la munición mundial, mientras Geco pelea en la categoría de la calidad/precio.

Analicemos ahora alguna de las opciones que ambas ofrecen para el cazador español, sin duda una suerte de cargas que podrán ayudarnos a conseguir el éxito en ese lance soñado.

Un artículo de Michel Coya / [email protected]

Web: https://apuntomichelcoya.com/

 

Sobre estas líneas y arriba, Norma es la conocida cartuchera sueca nacida en Noruega en 1895, trasladándose en 1902 a Åmotfors, Suecia, el apeadero del ferrocarril más cercano con la frontera. Su historia recoge la producción de cartuchería metálica tanto militar como deportiva y de caza, encontrándose precisamente entre sus desarrollos algunos de los más exitosos proyectiles para nuestra afición. Siempre innovadora, siempre en continua investigación y desarrollo, su catálogo recoge cargas y cartuchos óptimos para un espectro que recorre desde las piezas más pequeñas que podamos cazar con rifle hasta las mayores africanas, desde el entrenamiento a las disciplinas de precisión.
La PPDC Plastic Point es una de las cargas más conocidas del cazador español, valorando su capacidad para ceder rápidamente energía, algo deseable cuando tratamos de frenar la carrera de una pieza que huye cargada de adrenalina. Realmente se trata de una punta hueca con base plana a la que se tapa la nariz abierta mediante una esfera plástica, consiguiendo de esta forma mejorar su coeficiente balístico, protegiendo los labios de la nariz que no se deforman en los cargadores. Estamos ante uno de los primeros desarrollos que utilizan el polímero, una de las primeras puntas de plástico.
Observe como ‘la nariz’ de la PPDC marca los precortes que continúan en la camisa al fin de facilitar una expansión rápida y simétrica, creando un hongo letal que multiplica su diámetro, generando un gran canal.
En .30-06 Sprgf el peso de las Norma Plastic Point PPDC es de 180 grains, con una velocidad en boca de 823 m/seg, sin duda una gran opción para monterías y batidas sobre todas nuestras especies de caza mayor, desde corzo a venado. Recorriendo el catálogo y en busca de una carga concreta que pueda servir de forma especial al cazador español, los 150 grains .270 WSM en la PPDC se muestran como una opción perfecta para monterías y batidas utilizando este rapidísimo cartucho.
La PPC Vulkan es la punta hueca protegida de Norma. Con unas paredes gruesas, la camisa se pliega sobre sí misma en la nariz, dejando el núcleo de plomo a la vista como en una punta hueca, pero protegiendo con el plegado los labios del proyectil en el cargador. Su expansión en un principio es más lenta que en la Plastic Point, hasta conseguir vencer la resistencia que opone el mayor grosor del pliegue a la deformación. Tras vencerlo su expansión se vuelve rápida, similar a la PPDC. Resumiendo retrasa el comienzo de la deformación, comportándose con mayores garantías sobre especies pesadas que la punta de plástico.

Observe como la punta se pliega generando la cavidad que por similitud le da el nombre de Vulkan.
En 180 grains para el .30-06 Sprgf la Vulkan abandona la boca a 823 m/seg, siendo una buena opción para monterías y batidas en puestos cortos y medios. Repasando el catálogo, y buscando su combinación con un cartucho, hay que destacar la carga elegida para el 9,3×62 Mauser donde se monta la PPC en 232 grains a 800 m/seg.
La TipStrike es la respuesta de Norma a las puntas de plástico aguzadas y sin soldar. Después de haber montado durante años las Nosler Ballistic Tip, la casa sueca desarrolla la TipStrike, una punta con base plana y gran coeficiente balístico, capaz de entregarnos una rápida expansión y una penetración profunda, talón de Aquiles de la mayoría de los proyectiles de esta clase. Para conseguirlo añade un pequeño anillo interno en la propia camisa que trabaja como un retenedor del núcleo de plomo durante el impacto.

Durante la visita a Norma nos llamó la atención el robot que colocaba las puntas de polímero de las TipStrike. No podemos olvidar que como el resto de proyectiles de este tipo estamos frente a auténticas puntas huecas a las que se tapa la nariz con plástico. De esta forma mantiene una altísima capacidad para expandir con facilidad, con un alto coeficiente balístico. Adoptando como en el caso de la TipStrike una base plana, garantiza una amplia superficie de guiado en el tubo, facilitando la extracción de precisión.
En .30-06 Sprgf la Norma Tip Strike pesa 170 grains, volando en boca a 850 m/seg. Su carácter podemos enmarcarlo dentro de las todoterrenos, trabajando con eficacia tanto en monterías y batidas como en recechos y esperas. Como anteriormente y puestos a encontrar una carga concreta para un cartucho determinado, los 170 grains en .308 Win, al igual que en .30-06 Sprgf, se muestran como una muy buena opción para el montero, ofreciendo suavidad y contundencia.
Geco es la conocida cartuchera alemana que como Norma forma parte del grupo RUAG Ammotech. Entre su producción munición de rifle, de escopeta, de arma corta, de fuego anular e incluso de balines para neumática. De todas ellas destaca sin duda la oferta para caza mayor, con cuatro puntas distintas, una semiblindada, la TM, una soldada, la Plus, una punta de plástico de primera generación, la Express y una libre de plomo, la Zero. Comenzando por la Soft Point o Teil Mantel es la semiblindada de la casa alemana, un proyectil de caza convencional con plomo visto en la nariz, único punto por donde se abre la camisa.
En la vaina, como en todas las Geco, aparece en diferente tono el recocido del cuello, prescindiendo la casa del proceso de abrillantado.
Los proyectiles semiblindados como la Teil Mantel de Geco, siempre ofrecen un rendimiento adecuado, especialmente usados en cartuchos estándar. En el caso de las recibidas para el .30-06 Sprgf, pesa 170 grains, abandonando la boca a 850 m/seg. Su mejor campo de aplicación serán las batidas, monterías y esperas, incluso en tiros cercanos. Como carga destacable entre todas las ofrecidas en esta semiblindada los 105 grains TM para el .243 Win son una magnífica opción todoterreno.
La soldada de Geco se llama Plus. Con base plan, cuenta con la punta hueca para facilitar el comienzo de la expansión. Como otras puntas ‘bonded’, camisa y núcleo de plomo son soldadas para garantizar altas retenciones de peso tras el impacto, generando canales largos incluso en disparos muy cercanos o sobre piezas muy pesadas.
Para el .30-06 Sprgf las Geco Plus recibidas abandonan el brocal a 855 m/seg, siendo su mejor campo de aplicación las batidas y monterías a muy corta distancia, o el rececho de grandes venados.

En los laterales de la ojiva de la Plus se ven claramente las acanaladuras longitudinales profundas que buscan ayudar a la expansión facilitando su simetría. Así todo estamos ante una conservadora que prioriza penetración a expansión, trabajando con un mínimo destrozo de carne.
La Express es la punta de polímero de Geco. Se muestra como generadora de cargas precisa a lo que sin duda ayudará su base plana, permitiendo un largo guiado en el cañón. Los coeficientes balísticos son altos pues su punta aguzada consigue un perfil muy puntiagudo que facilita el vuelo. Su camisa se estrecha en la ojiva, facilitando la expansión, que es violenta ante la gran nariz abierta que tapa el polímero.
En .30-06 Sprgf la Express pesa 165 grains, volando en boca a 865 m/seg, con una caída a los 300 metros puesto a cero a 179 metros de solo 28,8 cm. Sin duda es un gran proyectil para monterías y batidas en puestos medios y largos, así como una opción perfecta para recechos donde demostrará su capacidad para salvar los tiros largos.
La punta de la Express es la denominada Geco Tip. Observada en corto podemos ver un pequeño hueco que aun la hace más endeble, facilitando la expansión al comprimirse el aire que alberga en el impacto. Definitivamente estamos ante una punta que prioriza expansión frente a profundidad. Repasando el catálogo destaco una carga que montando la Express se amolda como un guante al carácter del cartucho donde se engarza. Los 155 grains en 7 mm Rem Mag se muestran como una opción perfecta todo uso, valida tanto para monterías y batidas como para recechos de todas nuestras especies.
La Norma EcoStrike, una monometálica con punta de plástico.

Norma es uno de los primeros fabricantes mundiales de vainas, surtiendo a otras muchas marcas. El proceso parte de una pequeña ‘moneda’ de latón que en diferentes procesos es moldeada y torneada hasta conseguir un resultado impecable.
El proceso productivo presta especial atención a la calidad. Cada proceso es verificado por un operario, pasando finalmente cada cartucho ante especialistas que descartan aquellos cartuchos que no cumplen con las exigencias de calidad.
Es curioso observar el proceso de soldado de la camisa a núcleo. En la camisa, a modo de vaso de cobre, se introduce el núcleo de plomo, a modo de barra, añadiéndose un producto químico líquido. Es entonces cuando se le aplica calor hasta que se derrite el plomo, rellenándose el vaso, quedando entonces soldado el núcleo a la camisa cuando se enfría.

Siempre en continua investigación, Norma cuenta con laboratorios balísticos donde además de testar el producto que va saliendo, desarrolla nuevas cargas, proyectiles y cartuchos. Una de las inversiones más recientes es una cámara de alta velocidad con la que ver el comportamiento de los proyectiles sobre gelatina. La balística terminal es determinante para la elección de una punta para una determinada modalidad.
Tuve la oportunidad de probar las Geco Express de 165 grains para el .308 Win en un Mauser M-18 montando visor Zeiss V8 1,8-14×50 monteando en Cáceres. A unos 70 metros el cochino cruzaba a la carrera el tiradero salpicado de encinas y carrascas. A 5x seguí su carrera viendo por la óptica como el resultado fue instantáneo. La rápida cesión de energía con un alto poder de parada permite lances tan espectaculares como este utilizando la Geco Express.
He usado las Geco Plus en más de una ocasión, comprobando en todas ellas su gran capacidad para generar canales largos, con salida asegurada y mínima destrucción de carne. Cazando también en Cáceres me entra un venado que baja por la ladera enmontado. Lo dejo cumplir esperando que rompa en el claro que tengo a la derecha. Posiblemente nos coge el aire y acaba saliendo a la izquierda. De culo y a unos 80 metros pongo a prueba la capacidad de penetración de las soldadas que no me defraudan, demostrando su facilidad para llegar a órganos vitales.                                        

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.