Autor: Ignacio García

La esencia del monte

Las leyes de Murphy en nuestras monterías

Muchas son las letras que se han escrito y vertido en numerosos medios a cerca de las experiencias, anécdotas y leyendas que en nuestras sierras, solanas y umbrías han ido aconteciendo en numerosos años de historia de nuestra joya ibérica; La Montería. Sin duda todos estos relatos cumplen con un mismo espíritu, relatar las experiencias que cada uno ha tenido en el noble objetivo de difundirlas y en algunos escasos casos servir de ejemplo para cada nuevo montero que se adentran entre jaras y lentiscos.

Gestión

El Transporte de la carne de caza

Esta es una cuestión de seguridad alimentaria, más que un engorro administrativo para el cazador.

Son numerosas las consultas que como veterinarios recibimos de la forma y manera que tienen los cazadores para poder mover el resultado de sus acciones cinegéticas y de cómo aprovechar la carne obtenida en sus jornadas de caza. Todos somos conscientes de la tradicionalidad que existe en nuestro país en el consumo de carne de caza pero también somos un país con una especial sensibilidad en todo lo concerniente a la higiene y la seguridad alimentaria. por todo esto debemos hacer todos un especial esfuerzo por generar siempre una obligación de mantener estas condiciones de seguridad en todo aquello que consumimos, por nuestra propia salud y la de los nuestros cuando disfruten del arte culinario generado por nuestra afición cinegética. Ante todo , la salud.

Esperas

Esperas y archiperres: qué debemos llevarnos al puesto para tener éxito

La ilusión y la paciencia son claves, junto con el resto de elementos que aquí describimos, para tener éxito en nuestra cita con el macareno
Por Ignacio R. García Gómez

Siempre que uno tiene la posibilidad de hacer una espera, se llena la mente de ilusionantes imágenes de un «guarro  señor» que sea la envidia de todo nuestro mayor o menor repertorio de amigos. En la mayor parte de las ocasiones la impaciencia de llegar al puesto cubre las lentas horas de un reloj que parece inválido en su caminar.

La esencia del monte

No existen los accidentes de caza

 ignacio-garcia-gomez-foto-portada

Cuando el lector se acerque a este humilde artículo de opinión lo hará con el asombro y cierta perplejidad que el título trasmite, pero más allá de la sorpresa inicial, es un lema que debe estar siempre presente en nuestra actividad cinegética. Mi actividad pericial y en especial mi trabajo desde el punto de vista de la prevención de los riesgos me lleva a esta conclusión que brevemente trataré de explicar.