El Tribunal Europeo de DDHH resuelve caso sobre cotos de caza alemanes

El pasado 26 de junio la Gran Sala del Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha resuelto el caso “Herrmann versus Germany”, que enfrentaba a un pequeño granjero alemán y al estado de Alemania. El granjero, declarado como opuesto a la caza, se negaba a acatar la normativa germana que dictamina que cualquier parcela de terrreno inferior a las 75 hectáreas debe formar parte de una cooperativa de caza.

 

En una primera vista de la Sala del TEDH en enero de 2011, esta normativa había sido tomada como de interés público (prevención de daños de la caza, etc.) y ya entonces la Sala entendió que, en el contexto alemán, dicho interés público se hacía necesario y justificaba la interferencia con el derecho del granjero a disfrutar tranquilamente de su propiedad privada.

Esta resolución fue apelada, y ahora la Gran Sala del Tribunal Europeo –cuyas sentencias son definitivas- determinó que se había producido una violación del Artículo primero del Protocolo nº 1 (protección de la propiedad) del Convenio Europeo de Derechos Humanos.

Según comentan desde la FACE, se espera que la sentencia de este caso tenga «limitadas consecuencias» para el ejercicio de la caza en Europa, ya que la Gran Sala del TEDH «no se ha pronunciado contra la caza ni tampoco entra a cuestionar los beneficios de la caza para el interés público». Sin embargo, comentan desde la FACE, los magistrados de este órgano judicial europeo entendieron que la obligación de tolerar que se cace en la propiedad privada de una persona supone imponer una desproporcionada carga para quien está en contra de la caza por razones éticas.

De este modo, el Tribunal Europeo ha seguido el mismo criterio que ya aplicase en dos casos anteriores referentes a legislaciones en materia de caza en Francia y Luxemburgo.

Deja un comentario