WWF busca destruir la conexión Sudáfrica-Vietnam en el comercio ilegal de cuerno de rinoceronte

En el Día Mundial del Rinoceronte, WWF ha reunido a representantes gubernamentales de Vietnam y Sudáfrica con el propósito de poner fin a la escalada de matanzas en el país africano. La creencia de que el cuerno de rinoceronte es un poderoso reconstituyente, así como un remedio milagroso contra el cáncer, ha disparado la demanda. La desaparición de las poblaciones de estos animales en Asia ha hecho que las redes del crimen organizado pongan sus ojos en África. El tráfico ilegal de cuerno de rinoceronte es un lucrativo negocio que ha causado la muerte a casi medio millar de animales el pasado año.

 
Irónicamente, el destino de los rinocerontes de Sudáfrica se decide en Vietnam. El país asiático fue ya testigo de cómo se extinguía el último ejemplar de rinoceronte de Java del país en 2010 a manos de los furtivos y en todo el continente apenas quedan unos 200 ejemplares. El progresivo aumento de la demanda de productos provenientes de su cuerno para usos ‘medicinales’, sin ningún tipo de aval científico,  ha hecho que las sofisticadas redes organizadas de tráfico de especies dirijan sus miradas al continente africano. Tan sólo en la primera mitad de 2012 han muerto casi 400 rinocerontes a manos de los furtivos.
 
Hoy, Día Mundial del Rinoceronte, se reúnen los representantes de los gobiernos de Vietnam, Sudáfrica y Estados Unidos, así como expertos en medicina tradicional, para redactar una hoja de ruta encaminada a mejorar la protección de los rinocerontes a lo largo de toda la cadena del horror, desde el origen hasta el destino.
 
Sudáfrica ha sido testigo de un rápido aumento de la caza furtiva de animales vivos, pasando de 13, en 2007 a un nivel récord 448 rinocerontes, en 2011. A principios de 2012, casi dos rinocerontes fueron cazados furtivamente cada día. Si la tendencia de caza furtiva continúa, se prevé una pérdida de 515 ejemplares a finales de año.
 
En una estafa cruel y sin precedentes, en algunos países asiáticos se ha extendido el mito de que el cuerno de rinoceronte es una cura milagrosa contra el cáncer, lo que supone una poderosa arma de persuasión para los pacientes con enfermedades terminales.
 
“Los cuernos de rinoceronte no tienen cabida en una pared o en una farmacia. Pertenecen a su hábitat natural “, dijo Laura Stone, Consejero Económico de la Embajada de Estados Unidos en Hanoi. “El Día Mundial del Rinoceronte es una gran oportunidad para disipar los mitos relacionados con las propiedades medicinales del cuerno de rinoceronte”.
 
Según el estudio El nexo del comercio de cuerno de rinoceronte Sudáfrica – Vietnam: Una combinación mortal de fallos institucionales, corrupción y crimen organizado, con la creciente demanda de Asia, las personas están dispuestas a pagar el precio que sea necesario para tener en sus manos el preciado cuerno de rinoceronte. Paralelamente, la falta de medidas institucionales y de control policial, así como la corrupción administrativa, son un cúmulo de factores que ha creado una  “tormenta perfecta” para la caza furtiva de rinocerontes y el comercio de sus cuernos.
 
“La red de complicidades incluye a propietarios de ranchos de caza, cazadores profesionales, veterinarios, oficiales de policía y gobernantes corruptos”, dijo Jo Shaw, autor del informe.
 
Endureciendo el control
 
En abril de 2012, Sudáfrica suspendió la expedición de licencias de caza a todos los ciudadanos vietnamitas a la vez que se introdujeron otras modificaciones legislativas para evitar las lagunas que permiten un tipo de expediciones de caza ‘falsa’ que tan sólo busca proveerse de cuernos.
 
Por otra parte, hace tan sólo 4 años, la pena por matar a un rinoceronte en Sudáfrica suponía una multa irrisoria de 100$. Hoy en día, y gracias a la presión internacional para endurecer la legislación contra el furtivismo, un delito como éste puede derivar en una condena de 8 a 16 años de prisión.
 
En el otro extremo de la cadena del comercio ilícito, el informe identifica a Vietnam como el principal mercado, donde la demanda de cuerno de rinoceronte sigue en aumento. De los 43 arrestos documentados de ciudadanos asiáticos por delitos de tráfico de cuerno de  rinoceronte en Sudáfrica, 24 han sido vietnamitas (56%). Además, al menos tres funcionarios basados en la embajada de Vietnam en Pretoria (Sudáfrica) han sido identificados como implicados en este delito.

Deja un comentario