Nuevas tendencias en Europa para alcanzar trofeos espectaculares

Algo está cambiando en Europa en lo relativo a la caza del ciervo. La demanda de buenos trofeos es tal que los criadores de ciervos en granjas han vuelto su mirada a la producción de espectaculares trofeos como una alternativa a la simple producción de carne.

En un artículo enviado a las principales revistas de caza de Europa (incluida Caza y Safaris, donde se publicará en el número de diciembre), el Dr. Tomás Landete, vice-director del IREC, explica este fenómeno: “Muchos gestores quieren tener los mejores trofeos. Mejorarlos a través de caza selectiva lleva años, por eso, en muchas ocasiones, los gestores en toda Europa liberan trofeos espectaculares para que se apareen con sus hembras. Esto solamente debe ser aceptable si es la misma subespecie la que se libera (por ejemplo, en España el ciervo ibérico). Tener buenos animales puede ser una vía de ingresos muy buena para un granjero. Leszek, un granjero de Polonia (ver fotografías adjuntas), me indicó en la reunión de la Asamblea Europea de Productores de Ciervos celebrada la semana pasada en Puertollano, que la carne de un animal se vende a unos 5 €/kg (unos 400-600 € en total), pero, incluso, en un país de economía modesta como Polonia, él vende los trofeos de calidad a 2.000 € y los realmente buenos (por encima de 220 puntos CIC) de 5.000 a 6.000 €”.

¿Es esto aceptable?

Según el Dr. Landete algunas prácticas sí lo son; otras, no. Aportar los minerales que no te da el medio y que, según las investigaciones del IREC, son muy importantes para la cuerna, o liberar ciervos de calidad en un coto (ibéricos, en el caso de España) sí es aceptable.

Sin embargo, el Consejo Internacional de la Caza (CIC) ha publicado una nota de posicionamiento frente a prácticas no deseables, como algunas tecnologías reproductivas, cruce de subespecies, y otras (http://www.cic-wildlife.org/index.php?id=807), que son la que se han utilizado por los productores de los mayores trofeos procedentes de Nueva Zelanda (ver, como mejor ejemplo, Deer Genetics, donde sus monstruosos trofeos alcanzan 662 puntos SCI).

La tendencia parece encontrarse en muchos países y con muchos destinos. Según el investigador del IREC y de la Universidad de Castilla-La Mancha: “Los delegados de Letonia, Lituania y Polonia me dijeron que las mayores ventas van a Rusia. El mercado de los cotos vallados y granjas está creciendo a toda velocidad allí. Nosotros, los españoles, somos un ejemplo de gestión y la prueba es que nuestro grupo de investigación ha publicado cinco artículos en la mejor revista rusa de caza, Oxota, sólo en 2012 y nos han pedido otro más sobre la reunión del otro día en Puertollano.”

Más información: Tomas.Landete@uclm.es

Deja un comentario