La república rusa de Sajá abatirá 3.000 lobos para acabar con los ataques al ganado

Situada en la zona oriental de Siberia, la república rusa de Sajá ha abierto un periodo excepcional para la caza de lobos en los próximos tres meses, debido al aumento de los ataques de estos cánidos salvajes al ganado, lo que ha obligado a las autoridades a declarar el estado de emergencia.

 

Los cazadores tendrán una recomensa de hasta 2.500 euros por animal abatido. Se calcula que en Sajá viven al menos 3.500 lobos.

El presidente de la república ha ordenado proveer de “todo lo necesario” a las cuadrillas de cazadores para contrarrestar las amenazas de los animales. La temporada de caza permanecerá abierta hasta que la cantidad de lobos se reduzca a 500 ejemplares, es decir, 3.000 menos.

Las autoridades afirman que los manadas están sembrando el terror entre los ganaderos de la república, aunque no se ha informado de ningún ataque a personas. Según el Ministerio de Agricultura de Sajá, los lobos mataron en el 2012 más de 16.000 renos domésticos y 313 caballos, así como numerosos ciervos, lo que supuso unas pérdidas totales superiores a los tres millones de euros. El año pasado ya fueron abatidos 730 lobos.

La masiva migración de lobos desde las taigas a las zonas centrales y más urbanizadas de Sajá, una de las regiones más frías y despobladas de la Tierra, aunque con enormes recursos naturales, viene motivada por la disminución de liebres de montaña, fundamentales para su dieta.

Deja un comentario