Tres niños bosquimanos son arrestados en una nueva ola de represión gubernamental

Tres niños bosquimanos han sido presuntamente arrestados por la policía paramilitar de Botsuana. Los arrestos son la señal más reciente de la nueva política del Gobierno para intimidar a los bosquimanos que han regresado a la Reserva de Caza del Kalahari Central (CKGR por sus siglas en inglés).

 

Los niños fueron encarcelados la semana pasada por posesión de carne de antílope dentro de la CKGR. Aunque ya han sido puestos en libertad, han salido a la luz nuevas informaciones sobre acoso e intimidación y las detenciones de bosquimanos han aumentado.

El pasado miércoles los guardas forestales dieron una paliza a un bosquimano, Amogelang Segootsane, y le confiscaron fruta y bayas, diciéndole que esa comida “es para los animales, no para los humanos”. La semana pasada se encontraba aún bajo tratamiento médico en el hospital.

“Los bosquimanos están siendo perseguidos y sus derechos denegados por el turismo (…) La policía está recibiendo armas para que se cace y arreste a los bosquimanos que recolectan frutos en los arbustos. Los bosquimanos de la CKGR no pueden comer, no pueden beber. ¿Cómo van a sobrevivir sin comida?”, dijo un bosquimano a Survival.
La desesperación de los bosquimanos aumenta a medida que el Gobierno va haciendo imposible sus vidas dentro de la CKGR.

La tribu depende de la caza y de la recolección de frutas y bayas para alimentar a sus familias. En 2006, el Tribunal Supremo corroboró el derecho de los bosquimanos a vivir y cazar en su tierra ancestral de la CKGR, pero desde entonces no se ha emitido ni un solo permiso de caza.

Deja un comentario