Los cazadores defienden la exclusión del lobo gris de los Grandes Lagos occidentales de la lista de especies protegida

Cazadores y defensores de la gestión sostenible de la vida silvestre han estado luchando legalmente para sacar a los lobos grises de los Grandes Lagos occidentales de la lista de especies en peligro. La estrecha colaboración de organizaciones nacionales y regionales ha logrado que se reconociese a esta población de lobos como recuperada en el medio oeste de los Estados Unidos y que dichas organizaciones, junto con las autoridades estatales de vida silvestre, se han esforzado por asegurarse de que la gestión de este depredador se mantiene.

 

Estas organizaciones nacionales de cazadores-conservacionistas incluyen la Asociación Nacional del Rifle de América, la Fundación Rocky Mountain Elk, el Safari Club Internacional y la Fundación Alianza de Cazadores de EEUU, así como organizaciones regionales, como la Federación del Perro de Caza de Michigan, la Unión de Clubes de Conservación de Michigan, la Asociación de Cazadores de la Península Upper Bear, la Asociación de Cazadores de Osos de Wisconsin y la Asociación de Arqueros de Wisconsin. De forma conjunta, éstas defienden la caza de lobos, ciervos, alces, elks y otras especies cinegéticas, asegurándose de que se realiza de forma sostenible y se ponen en marcha estrategias de conservación de todas las especies silvestres.

Este grupo, llamado “Coalición de Cazadores Conservacionistas” va a intervenir contra una demanda presentada por la Sociedad Protectora de Animales de los Estados Unidos, Born Free EEUU, Help Our Wolves Live y Amigos de los Animales y su Entorno, en la Corte federal del distrito de Columbia.

A la población de lobos grises de la región occidental de los Grandes Lagos, que comprende Wisconsin, Minnesota, Michigan, y partes de los estados fronterizos, se la sacó de la Ley de Especies en Peligro en enero 2012, después de alcanzar las niveles fijados de recuperación de la población. Si la demanda de las organizaciones proteccionistas tiene éxito, los lobos de esta región volverían a estar bajo protección del gobierno federal, bajo la citada ley, una medida que de nuevo prohibiría la gestión estatal de vida silvestre. 

“Las poblaciones de lobos en la región de los Grandes Lagos occidentales han superado con creces todos los objetivos de recuperación establecidos por el Servicio de Pesca y Caza Silvestre de EEUU. Las organizaciones anti-caza tratan una vez más de manipular la Ley de Especies en Peligro, a través del sistema judicial, para revertir la exclusión. Esto no sólo amenaza el futuro de la gestión científica de la fauna y el modelo norteamericano de conservación de vida silvestre, sino que va en contra de la intención de la Ley de Especies en Peligro”, afirmó Bud Pidgeon, presidente de la Fundación Alianza de Cazadores de EEUU.

 

Deja un comentario