Letonia celebra el ‘Concurso Internacional de Cuernas de Desmogue’

 

A menudo la importancia internacional de los eventos realizados en un país no se debe al tamaño del mismo ni al de su sector económico, sino al interés de las personas que en ellos lo realizan.

Tal es el caso de Letonia que, a pesar de ser un país pequeño y con sólo 6.000 ciervos en granjas, realiza cada año el único concurso internacional que se realiza basándose en las cuernas de desmogue, que en esta ocasión tendrá lugar los próximos días 23 al 26 de julio.

Su organizador, el Dr. Dainis Paeglitis, es el presidente de la Asociación Letona de Criadores de Animales Silvestres (LWABA), pero también representante en Letonia de la Federación Europea de Criadores de Ciervos (FEDFA), y con la suficiente influencia gracias a las invitaciones de caza a ministros de su país, como para conseguir el apoyo de su Ministro de Agricultura a la EMAD (Reunión Europea de Cuerna y Ciervo, www.emad.es y noticia del 18 de julio en Cazawonke) por la importancia que tiene para la LWABA. En su granja Saulstari, de 170 ha tiene 300 ciervos comunes, blancos (que no albinos) y gamos, además de una pequeña población de jabalí.

El Dr. Paeglitis tuvo la original idea de hacer un concurso utilizando las cuernas de animales vivos (desmogues), ya que la gente suele decir la puntuación CIC de sus ciervos basándose en sus propias mediciones (y ya se sabe que algunos “alargan” los puntos para presumir de ciervos). Así, el vencedor, al igual que sucede con los perros ganadores de un concurso, puede vender más fácilmente las crías que tenga en el futuro su macho estrella. 

El concurso no se limita a granjas, ya que cualquier dueño de coto puede llevar sus desmogues contactando con deerparks@inbox.lv. Además, contará con la presencia del Dr. Landete Castillejos para dar una charla científica sobre las diferencias entre deficiencias minerales más comunes en el norte y sur de Europa.

¿Qué importancia puede tener un evento así y más aún en Letonia? No lo subestime. El año pasado el ganador fue anunciado en la página web de la LWABA. Un tiempo después se le aproximó el representante de un grupo de inversión árabe y compró un lote de 200 ciervos y ciervas, valorado en unos 125.000 euros, por un millón. El destino era un coto de caza de superlujo de 6.000 ha a construir en Bielorrusia. No es de extrañar que en países donde las habitaciones de hoteles de lujo normales valen 5.000 euros, compren por un millón lo que vale 120.000 euros (siempre que sepan que compran calidad).

Además de asistir al EMAD para mostrar las mejores cuernas de este evento, el Dr. Paeglitis podría ser el vicepresidente para la Unión Europea de la Asociación Internacional de Criadores de Ciervos y Ungulados –IDBA– que se creará oficialmente en Albacete el 10 de septiembre).

Deja un comentario