PETA lanza un modelo de avión no tripulado para espiar a los cazadores

Aunque acosar a un cazador es ilegal bajo la ley de Massachusetts, esto no ha impedido a la organización People for the Ethical Treatment of Animals (PETA) la venta de un modelo de dron (avión no tripulado de vigilancia), conocido como Air Angel Drone, diseñado para seguir los cazadores que, según este grupo, «posiblemente están involucrados en las prácticas de caza ilegales».

Por unos 324,99 dólares americanos, cualquier persona puede comprar un avión no tripulado en el catálogo de PETA para filmar a los cazadores, quienes han declarado que esto es una actividad ilegal. 

 El programa se puso en marcha el primer día de la temporada de caza con arco Massachusetts.  Los cazadores han declarado que los guardas de caza son quienes tienen que vigilar que se cumplan las leyes de caza vigentes y que, así mismo, es perfectamente posible que un dron, manejado por «cualquier persona», pueda molestar o incluso lesionar a un cazador mientras está en el campo. 

Se espera que el estado de Massachusetts intervendrá para proteger a sus cazadores.

Deja un comentario