India, Nepal y Rusia cooperarán para preservar al tigre de los furtivos

La India, Nepal y Rusia han firmado un acuerdo de cooperación transfronteriza para la preservación del tigre, en el marco de una conferencia para tratar la grave situación del tigre en Asia, a la que han asistido conservacionistas de 13 países.

Los asistentes a este encuentro, en su mayoría representantes de entidades oficiales y no gubernamentales, así como directivos y expertos en vida silvestre de distintos organismos internacionales, hicieron por primera vez un balance de la situación de la especie y se fijaron el propósito de duplicar el número de tigres salvajes hacia el 2022. Una de las iniciativas para lograrlo sería este acuerdo a tres bandas entre La India, Rusia y Nepal.

El furtivismo como principal amenaza
Los delegados confirmaron que el furtivismo sobre el tigre es el principal obstáculo para la recuperación de las poblaciones de tigre. Cada día son más los individuos dedicados al lucrativo negocio de la venta de pieles y órganos de este felinos, a los que se atribuyen propiedades medicinales o afrodisíacas.

El secretario general del Foro Mundial del Tigre, el indio Rajesh Gopal, llamó a la comunidad internacional a apoyar a los países del área con menos recursos para la realización de censos, mejoramiento de las condiciones del hábitat y otras actividades de repoblación y estudio de los tigres.

En la India, donde está considerado el animal nacional, el número de esos félidos se ha reducido de modo alarmante: si hace un siglo se estimaban en 100.000 ejemplares, el último censo estimó que quedaban unos 1.706. Según los especialistas, en el mundo apenas quedan unos cuatro mil tigres en 14 países, siendo la India el país con mayor número de animales.

Un reciente estudio la Autoridad Nacional de Conservación del Tigre reveló que solo en la última década en India 337 ejemplares murieron, debido principalmente a la caza furtiva, el hambre, los accidentes en carreteras y vías férreas y electrocuciones, así como por procesos naturales como el envejecimiento.

Guardias armados de protección
Los responsables del estado indio de Maharashtra, en el centro del país, han decido desplegar sobre el terreno un destacamento de medio millar de guardias armados para proteger a los tigres de los furtivos. La decisión viene precedida del reciente hallazgo en esta región de dos tigres que murieron al caer en sendas trampas.

El ministro de Bosques y Naturaleza del estado indio, Patangrao Kadam, explicó a televisoras locales que esa medida fue necesaria porque otras solo han tenido un éxito relativo o fueron estériles. Según Kadam, los guardias «tienen órdenes de disparar si los cazadores furtivos van armados», advirtió. Esta es la primera vez que la India aplica medidas tan duras para proteger a la población de tigres en el país.

Deja un comentario