Un estudio genético desvela que la caza no acabó con los mamuts

Los investigadores han encontrado pruebas que sugieren que el cambio climático, en lugar de los seres humanos, fue el principal factor que llevó el mamut lanudo a la extinción. 

 

Un análisis de ADN ha demostrado que el número de ejemplares comenzó a disminuir mucho antes de lo que se pensaba, debido a cambios en el clima y también ha confirmado que hubo una población distinta de mamut en Europa, que se extinguió hace unos 30.000 años. 

Los resultados se han publicado en Proceedings of the Royal Society B.

Hasta ahora, los investigadores estaban convencidos de que los mamuts lanudos eran muy resistentes, lo que los ayudó a prosperar durante su tiempo en el planeta. Pero, según científicos del Museo Sueco de Historia Natural, los últimos estudios difieren de ese punto de vista, al comprobar que era una especie “bastante dinámica que atravesó extinciones locales, expansiones y migraciones”.

Los investigadores analizaron muestras de ADN de 300 restos y encontraron que la especie casi se extinguió hace 120.000 años, cuando la Tierra se calentó un tiempo, cayendo la población de millones a decenas de miles de ejemplares, pero la población se recuperó cuando se entró en una nueva glaciación.

Pero la caída que llevó a su eventual extinción comenzó hace 20.000 años, cuando la glaciación estaba en su apogeo, hace más de 14.000 años. Al parecer hacía tanto frío que la hierba de la que se alimentaban comenzaron a escasear y, además, su disminución se incrementó cuando la glaciación terminó, posiblemente debido a las praderas en la que estas criaturas prosperaron fueron reemplazadas por los bosques en el sur y la tundra en el norte. 

La razón por la que se extinguieron ha sido objeto de numerosos debates científicos. Algunos argumentaron que los humanos los cazaron hasta su extinción, mientras que otros afirman que los cambios en el clima fueron el factor principal. 

Los nuevos resultados muestran que los mamuts, efectivamente, casi se extinguieron entre glaciaciones, lo que respalda que el cambio climático fue la principal causa de su desaparición. Otros animales, incluyendo los seres humanos, aumentaron sus poblaciones después de la era glacial, por lo que la competencia con estas otras especies y la caza pudo haber sido un factor que ayudara a su extinción, aunque no la causa principal.

Deja un comentario