Tiempo de corzos: rececho del ‘capreolus’ con arco

Hay varias formas de cazar el corzo y la más bonita, con diferencia, es el rececho. Pero para los que no tenemos un coto donde se pueda cazar a rececho con el arco, ya sea por el terreno o por el tipo de monte, podemos utilizar la espera como método de caza.

Por Jorge Peraza Cabrera

Para mí, por el terreno donde cazo, lo más efectivo es la espera en los pasos.
A primeros de la temporada corcera es cuando el corzo está más activo. Hay que buscar las zonas de paso y de rascaderos. Colocar en esa zona un treestand es un buen método para poderle dar caza.

Según la época, en verano es muy efectivo el uso del blind en las charcas. Con un buen blind nos aseguramos de que el animal no nos vea hacer el movimiento de tensar el arco a tan corta distancia, además de resguardarnos un poco del aire.
Yo suelo buscar pequeños huecos entre la vegetación para poder asegurarme un tiro lo más limpio posible.
El corzo no es un animal débil aunque tenga esa apariencia, y uso puntas mecánicas que aseguran un corte. Aunque cualquier punta de gran corte suele funcionar bien, yo suelo usar ésas por el poco ruido que hacen al volar.
Un buen sistema es controlar los pasos; para ello, nada mejor que las trail-cámaras, que nos pueden dar una idea de las horas a las que se mueven.

Una piedra de sal también puede hacer que el corzo se pare y ofrezca un mejor tiro.
Aunque no es fácil, para mí es uno de los animales más difíciles para el arco, pero ¡poderse, se puede! Solo hay que tener un poco de paciencia y un poco de suerte para poder tirar uno.

Deja un comentario