Contadero-Selladores, una montería esperada

Una de las monterías más esperadas de la temporada era la que iba a celebrar Bosques y Caza en la mítica finca de Sierra Morena Contadero Selladores. Habían pasado casi dos décadas desde la última vez que se había monteado, precisamente una montería organizada para la Casa Real, y la ilusión de hacerlo de nuevo era brutal.

 

La expectación era máxima. No sólo por el privilegio de ser el primer grupo en montearla, sino porque realmente las expectativas eran altas. La excelente gestión realizada por Javier Moro y su equipo durante años y el buen hacer de su guardería, capitaneada por Lucinio, debería verse en el resultado.

A las 9:00 en punto estaban los 25 puestos participantes desayunando en las instalaciones de la finca. El día no podía ser mejor. Un día templado -a pesar de ser mediados de diciembre- sin nada de viento y ligeramente nublado. Había llovido las semanas previas y un manto de hierba verde cubría enteramente la finca. Tras el sorteo, las armadas salieron con rapidez para estar todos los puestos colocados a las 11:00 en punto. Momento en que se produjo la suelta en 5 sitios diferentes.

Los tiros presagiaban que la montería iba a ser un éxito desde el primer momento. Cien tiros en la primera media hora por toda la finca, con 7 y 8 puestos simultaneando tiros en algún momento. Ladras en todas direcciones y carreras continuas por todos lados. Además, los amplios tiraderos hacían que cada lance se llevara 3 ó 4 tiros con lo que el espectáculo era aún mayor.

Los cochinos contribuyeron con cantidad y calidad de jabalíes. Las rehalas cazaron de forma espectacular, y aunque hubo que lamentar la baja de algunos valientes perros, hicieron que la mayoría de los cochinos entraran a los puestos cobrándose un montón de ellos. En el puesto número 2 del Río se cobró un jabalí excepcional, pero además se cobraron otros 4 que seguramente se metan en medalla.

La sorpresa mayor fue cuando fueron llegando las reses a la junta. A pesar de ser un año discreto en calidad en este tipo de grandes fincas por la sequía del año pasado, la calidad de los venados y gamos que llegaban, sorprendió a todo el mundo. Va a ser cierto que el pasto de esta zona de Sierra Morena es superior a la de otras zonas.

En definitiva, una montería que recordarán sus participantes durante mucho tiempo y que ya ha pasado a la historia de la dilatada leyenda de esta mítica finca.

 

Organización: Bosques y Caza

Fecha: 18-XII-2012

Término: Jaén

Puestos: 25

Venados: 58

Jabalíes: 48  

Gamos: 34

Muflones: 14

Deja un comentario