Navamartina Baja, como mandan los cánones

El pasado domingo 10 de febrero, se cazó bajo la batuta serena y amable de Miguel Ángel Carrión esta bonita pero abrupta finca asolanada de la Sierra Madrona, bañada en el sopié por el río Montoro y mirando al frente al montero pueblo de Fuencaliente. 

 

Después de estar cazando todo el año por nuestra geografía nacional, pasó como con las liebres, cuando menos te lo esperas, salta… Y es que casi al final de temporada nos hallamos en la que podría ser una de las mejores monterías en finca abierta de nuestro panorama montero. 

Eran las nueve de la mañana cuando puntualmente se dieron cita en el salón de trofeos de Cerro Casillas (finca lindera) los 35 monteros y ya empezaba a pintar bien la cosa. Tanto la presentación del cátering, como el ambiente cálido y cordial dispensado por Miguel Ángel, Soco (su esposa) y José María (su hijo), quien ya apunta maneras, como anfitriones, fueron espectaculares. Todo estaba en completo orden, los coches de los monteros perfectamente colocados y alineados, los todoterrenos de los postores pulcramente numerados… hasta las mulas de la carne estaban colocadas como para mostrarlas. Todos y cada uno de los detalles que hacen que te sientas a gusto se fueron sucediendo siguiendo con exactitud los protocolos de nuestra montería española. 

Tras realizarse el sorteo fueron repartidas las armadas con la celeridad y serenidad que da el saber del organizador, arropado por un buen equipo de gente de campo. Una vez colocados los monteros en sus pasos, comenzó el festival. Antes de soltar las siete únicas rehalas se habían pegado 36 tiros y desde ese momento fue un tiroteo como hace tiempo no se oía (240 tiros exactamente). Las rehalas, guiadas de un modo majestuoso por Miguel Ángel y su guarda, hicieron un trabajo como se hacía antes, parando a cada ladra y esperando a los perros, un verdadero espectáculo. 

El resultado final: 17 venados, media docena de ellos de buen porte y 31 jabalíes, un posible oro y 5 o 6 dignos de una buena tablilla. 

Este tipo de monterías en las que gracias a los desvelos y buen hacer de organizadores, guardas y gente de campo y con el hándicap de los animales en absoluta libertad, deberían ser reconocidas por el mundo montero.  

¡Viva la montería española y las cosas bien hechas! Enhorabuena… 

 

Día: 10/01/13. Rehalas: 7. Puestos: 35.  Organización: Miguel Ángel Carrión. Resultado: 31 jabalíes y 17 venados.

 

 

Deja un comentario