‘El Morrón de Lesmes’, afinando cupos

Situados en lo alto de las cumbres del Morrón de Lesmes, y con el espectacular telón de fondo conformado por los pantanos de La Serena, Orellana y Cijara, el equipo de Caza y Safaris y Caza Wonke asistía en compañía de Guillermo Rowe y de la propiedad a una de las monterías más cochineras del año, muy esperada tras haber cosechado la Caracola a la mejor montería de jabalíes el pasado año, y que en esta ocasión era brillantemente organizada por Jóvenes Monteros.

Como dice Guillermo “un joven montero es quien vive cada lance como aquel de la primera vez”. Y esa sensación del primer lance, ese regusto que queda en la memoria tras haberlo vivido, es una sensación muy equiparable a la que nos siguen transmitiendo una y otra vez los lances a los cochinos, que siempre dejan un sabor especial e imborrable. Por su astucia, por su fuerza, por su fiereza, por su rapidez o por su infinita capacidad sorpresiva.

La mañana amanecía cerrada sobre las peñas que dominan esta finca y si bien los monteros se preparaban para aguantar un gran aguacero, tras las migas, muy bien servidas por Ataulfo, el cielo se abría y otorgaba buenas condiciones para el desarrollo de la montería. El viento, sin embargo, sí que jugó alguna que otra mala baza, sobre todo a las posturas más altas, pues los cochinos que llegaban zorreando eran complicados de anticipar.

Tal y comentó Guillermo en la charla inicial, y recordando emocionado en sus palabras al gran Paco Dorado, quien ejerció una notable influencia en su decisión de dedicarse a lo cinegético, la disposición de torretas en la mayor parte de las posturas garantizaba óptima seguridad y comodidad, y tras el rezo y vítores a España, los monteros se situaban en sus puestos para recibir la suelta sobre las 11:30 h. de la mañana. 

Si bien desde el alcor en el que establecimos nuestra posición escuchamos más de 250 tiros, otros muchos de ellos, debido al viento imperante en las crestas, nos fueron imposibles de oír y contabilizar, lo que nos hizo incierta cualquier previsión sobre el plantel final que se cobraría. Aún así, y a una media estimativa de 3,5 tiros por cochino abatido, los cálculos a media mañana ya eran alentadores. Durante las cuatro horas que compartimos con organizador y propiedad pudimos escuchar como de forma constante Guillermo alentaba a todo su equipo a través de las emisoras para trabajar lo mejor posible. Y vaya si este aliento sirvió, pues además de batir todo el monte, con mucha pendiente y pedriza, se encargaron de ir sacando, una y otra vez, los cochinos que iban cobrando en lo cerrado para facilitar y acelerar las posteriores tareas de saca…¡qué grandes profesionales!

En una ladera enfrentada pudimos disfrutar de un intenso lance de José G. con un cochino que, a posteriori, comprobábamos que tenía unas navajas de miedo, sobre todo por la anchura de las mismas. Con un primer y cercano lance de un tiro “jamonero” e inmediato agarre de los perros, con su esposa que lo acompañaba subida en lo alto de un chaparro cercano, José nos relataba como había lamentado una y otra vez no haber dispuesto de su cuchillo montero, olvidado sin perdón en el coche, para haber podido rematar el guarro en gloria montera, a mano. Sin embargo, alabó la nobleza de las rehalas y perros asistentes, pues a su voz se soltaron y se abrieron de inmediato del guarro para que pudiera rematarlo con el rifle.

 Si bien es cierto, como en todas las monterías, que la caza no terminó de cumplir en todas las posturas por igual, ni en el cien por cien de ellas -porque la caza tiene esto, entre otras cosas- la mayor parte de los monteros pudieron completar su amplio cupo y fueron muchos los que lograron cobrar bocas de excepción.

Las labores de recogida y saca fueron muy eficientes y en la anochecida se terminaba de conformar un plantel, presidido por una majestuosa bandera de España, digno de ser recordado: 115 cochinos cobrados, entre los cuales había 62 machos con cuatro muy buenas primeras filas.

FICHA

Organiza: Jóvenes Monteros, Guillermo Rowe

Ubicación: Siruela, Badajoz

Fecha: 14 de febrero de 2014

Puestos: 20.

Cupo: seis cochinos + 6 puestos de la propiedad de cupo 3 cochinos

Finca: cerrada

Hectáreas: 400

Luis de la Torriente. Caza y Safaris / Cazawonke.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.