La caza menor acuciada. Por J.L. Garrido

caza menor

En España, con carácter general, las especies de caza menor –y las protegidas– se encuentran cada vez más débiles, pues sufren lo que podríamos denominar como ‘acoso agrícola’ que requiere unos procedimientos y maneras de cultivar que impiden el progreso de la fauna.

Hay muchos inconvenientes y acosos sufridos por la fauna; los más significativos son: intoxicación del medio, pérdida de hábitat, mala sanidad animal, repoblaciones incontroladas, predación alta, caza excesiva para las especies escasas y condiciones climáticas adversas en muchas temporadas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.