Punto de mira. El apoyo en el tiro de caza

05  Punto de mira

Estabilidad, ése es el problema. Superponer los puntos o la retícula sobre el objetivo es sencillo; hacer que pare, no tanto. Y es que la clave en el éxito del tiro con bala pasa, precisamente, por tratar de salvar esos movimientos,

esos temblores intrínsecos a nuestro propio ser, por tratar de conseguir que en el mismo instante que el disparo se produce, los puntos estén colocados sobre la pieza.

No hace falta investigar más para entender que, de todas las posiciones posibles, será precisamente de pie y a pulso la menos estable de todas ellas, pues tendremos todo el peso del rifle reposando directamente sobre nuestros brazos, con el añadido del cuerpo completamente erguido luchando por controlar una perfecta verticalidad. Más que en ninguna necesitaremos un control perfecto de la respiración, intentando que el disparo se produzca cuando nuestro corazón lata más despacio.

Deja un comentario