Punto de mira. Batida de jabalí en montaña

036-041_i Punto de mira

Seguimos subiendo y esto parece que no acaba…aún nos queda un cuarto de hora para coronar la pasada de la peña, ¿qué le parece si aprovechamos para poner más luz en el equipo? Después de ese recorrido por el rifle y la cartuchería, nos queda aún mucho peso que quitarnos de encima, mucho complemento que hay que cambiar. El paso de los años y a base de sofoquinas, al menos nos va dejando claro todo ese cargamento superfluo que lo único que consigue es agotarnos. La verdad, en cambio, es muy distinta y, al menos yo, parece que no aprendo. Me he puesto en alguna ocasión a repasar lo que llevo en la mochila, para la batida de jabalí, dispuesto a eliminar sin miramientos, y acabo peligrosamente muy cerca de un cuadro del síndrome de Diógenes. Y es que o simplemente somos prácticos o acabamos pensando que todo es imprescindible.

Deja un comentario