SCI, rebeco con arco. Un trío para un doblete


Cuando empecé hace unos años a cazar con arco, nunca me podía imaginar la efectividad de esta arma y la afición que cogería. Desde aquellos inicios, y las primeras prácticas, ha pasado muy poco tiempo, pero lo suficiente para que la emoción de las flechas hayan superado con creces a la del rifle o la escopeta.

Es cierto que para cazar con arco hay que esperar el momento justo, ni antes ni después, pero sí saber seleccionar ese justo momento en el que la flecha debe impactar al animal en el lugar y sitio indicados y, para eso, la experiencia es la mejor consejera y, queramos o no, el haber cazado intensamente ayuda. De nada nos servirá tener el mejor equipo del mercado si en el último instante del lance la emoción y los nervios nos hacen equivocarnos.

Deja un comentario