En el punto de mira. .338 Winchester Magnum (y II)

Quedarían huérfanas estas letras si no entráramos de llenos en la parte más substanciosa de sus cifras. Habiendo quedado clara su capacidad para enfrentarse sin mayores problemas con la mayoría de la caza del planeta, surge con fuerza la lucha continuada por subirse al trono frente a rivales de pegada tan dura como algunos .30″, algunos 8 mm e, incluso, los siempre presentes .375″.

De nuevo la sobada universalidad en la definición del carácter, siendo en este caso más necesaria que nunca. ¿Por qué? Sencillamente por estar enfrente de uno de los aspirantes a conseguirla, nombrado y reputado cada vez que se comenta esta ventaja. Como compañeros de ring siempre enfrente el .300 Weatherby Magnum y el 8x68S.

La realidad es que son muchos más aquellos que pueden colarse en esta lista, siendo éstos de algún modo los tomados como representantes de sus familias. Piense un instante en los trescientos de características iguales o superiores al Weath. Mag. o los ocho con seis iguales o superiores al .338 Win. Mag. y verá como se encontrará con un buen puñado de cartuchos capaces de competir por ese primer puesto del podio. Lo cierto es que todos ellos reúnen unas características muy parecidas, rindiendo prestaciones siempre sobresalientes, estando la diferencia fundamental vinculada a matices derivados de su diámetro. Sí, lo ha leído bien, es el diámetro quien marca el paso, pues todos han sido desarrollados con volúmenes de vaina tan grandes que son capaces de generar velocidades muy altas, siendo los parámetros derivados de su calibre los que realmente generan incrementos o descensos en sus performances.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.