Devoradores de hombres. El asesino de Kima

Todos los cazadores, prácticos o teóricos, han oído hablar de los famosos leones devoradores de seres humanos, que alcanzaron la historia o la leyenda por sus lamentables hazañas.

Los primeros fueron dos leones que sembraron el terror entre los constructores del llamado Ferrocarril de Uganda, cuando estaban construyendo el puente sobre el río Tsavo, en 1898, en la antigua África Oriental Británica, redenominada Kenya desde 1920, hasta el punto de que se paralizaron las obras durante bastantes semanas, hasta que el ingeniero militar encargado de los trabajos, John Henry Patterson, pudo eliminar a estos dos animales después de infructuosas intentonas, cazando el primero el 9 de diciembre de 1898 y el segundo el 29 de diciembre, o sea, en un espacio de tres semanas

Deja un comentario