Media veda, de nuevo en el punto de mira

El verano avanza imparable y en nuestra mente ronda desde hace semanas una sola fecha, el 15 de agosto. Para muchos ese día es momento de festejos, encuentros y retornos al pueblo que nos vio crecer, pero para los cazadores es algo más, es el día marcado en buena parte de España para la apertura de la media veda.

Una jornada especial en la que retomamos el pulso, algunos después de muchos meses de espera, a nuestra afición más preciada, la caza.

Ese día, muy de mañana, volveremos a pertrecharnos con nuestros archiperres cinegéticos y, en compañía de nuestros perros y cuadrillas, saldremos de nuevo a disfrutar del aroma fresco del campo al amanecer y de las sensaciones que, de un soplido, volverán a ocupar nuestras cabezas con sonidos de otros tiempos, cuando el padre o el abuelo, con aquella sabiduría casi mágica, nos decían por donde acompañar para dar la mejor mano a las preciadas codornices, o nos indicaban los mejores pasos de palomas y tórtolas, en aquellos tiempos en los que alcanzar el cupo no era un problema, aun siendo muy superior a los establecidos en la actualidad, si es que había cupo.

Deja un comentario