El Colegio de Veterinarios apoya la vacunación anual de la rabia

Fuente: EuropaPress.es – 12/07/2012

El Colegio de Veterinarios de Zaragoza (COVZ) se ha sumado a la reivindicación del Consejo General de Colegios de Veterinarios de España de solicitar que la vacuna de la rabia sea obligatoria en todo el territorio nacional.

En Aragón, la vacuna antirrábica es obligatoria de forma anual para perros, gatos y hurones y otros animales de compañía sensibles a esta enfermedad. La Comunidad aragonesa es un territorio de paso hacia Europa por la A-2 y no en todas las comunidades la vacuna es obligatoria, por ello, es un lugar con riesgo de aparición de esta enfermedad.

El presidente del Consejo General de Colegios de Veterinarios de España, Juan José Badiola, ha apuntado que “es conveniente que la vacuna se realice de forma anual en todo el territorio español porque existe la posibilidad de que se produzca un caso de rabia, debido a los animales que provienen de África”.

Para evitar esta situación, la garantía es vacunar anualmente. En España hubo casos de rabia hasta que pasó a ser obligatoria, y desde 1978 no se han producido nuevos casos. Según ha dicho Badiola “no merece la pena sufrir el riesgo de no vacunar, porque es una enfermedad muy grave”.

En Navarra, la vacuna es obligatoria cada dos años, y en otras como País Vasco y Cataluña no es obligatoria. Esto ocurre porque cada comunidad tiene sus competencias en materia de sanidad animal y de sanidad pública.

Esta discrepancia de criterios ha provocado que “no seamos capaces de erradicar enfermedades que ya deberían estarlo”, ha asegurado Badiola. Por ello, el Consejo General de Colegios Veterinarios de España va a pedir que se haga una ley que regule el tratamiento de esta enfermedad en todo el territorio español.

El Plan de Contingencia para el Control de la Rabia elaborado por el Ministerio de Sanidad en 2011 expone que desde 1978 se han producido algunos casos esporádicos en Ceuta y Melilla y en algunos países europeos por la entrada ilegal de animales en periodo de incubación. Además, en este documento se explica que el tráfico de personas y animales obliga a que se haga un control efectivo.

Badiola ha explicado que “dejar que la vacunación sea bianual implica disminuir el grado de cumplimiento por parte de los propietarios, en especial en los animales de caza, que son los que más riesgo tienen de poder adquirir la enfermedad, ya que están en contacto con animales de especies silvestres”.

Deja un comentario