La perdiz moruna, objetivo de un proyecto de repoblación

Fuente: ElPueblodeCeuta.es – 31/07/2012
La Sociedad de Cazadores de Ceuta, al margen de su actividad propia, la de caza, participa en proyectos de carácter científico con varias Universidades. Entre ellos, la repoblación de la perdiz moruna en Tenerife, en cuyo proyecto cinegético se encuentran involucrados profesores de la Universidad de Lérida y de Castilla la Mancha.

Desde Ceuta se envían muestras de huevos y sangre de las perdices morunas y en el laboratorio se estudian la edad y la reproducción de animales salvajes, de cara al objetivo científico que persiguen y en el que participan tan activamente desde aquí.

La Asociación de Cazadores de Ceuta colabora en un proyecto científico de repoblación de la perdiz moruna en colaboración con el Cabildo de Tenerife a donde envian huevos de muestra de perdices morunas con el objetivo de reforzar la genética de las perdices de Aguamansa. Se trata de una aportación de carácter altruista en colaboración con la Universidad de Castilla y la Mancha a través del Centro de Recursos cinegéticos y cuyo laboratorio dirige el responsable de genética, José Antonio Dávila.

Para este proyecto se envían muestras de sangre de la perdiz moruna para su estudio, gracias a cuyo estudio se obtuvo en 2005, dice el presidente de la Sociedad de Cazadores de Ceuta, Antonio López Márquez, la pureza genética de la perdiz.

La colaboración de la Sociedad de Cazadores de Ceuta en este ámbito con el envío de muetras para su posterior estudio también se hace colaborando con Jesús Naval de la Universidad de Lérida, quien se encarga de un proyecto de repoblación de la mencionada perdiz en Tenerife. Con el envío de huevos y muestras de sangre se facilita el estudio sobre la edad de las aves y la reproducción de animales salvajes.
La Sociedad de Cazadores de Ceuta también participa en el certificado de pureza genética de la finca del Rey de Marruecos para establecer un convenio de colaboración para las perdices en granjas del Estado.

En la actualidad, un total de cinco Guardas de Caza se encuentran en nuestra ciudad facultados para desarrollar su labor de protección de zonas controladas, una vez que han superado un exámen que les faculta para tal cometido y disponen de la acreditación correspondiente. Dos de ellos, colaboran de manera altuista con la Sociedad de Cazaddores, tras superar el curso impartido por José María Clavijo, técnico en Biología, quien lo impartió en Cádiz y con quien también es habitual que la Sociedad de Cazadores de Ceuta realice intercambios sobre cuestiones cinegéticas.

En cuanto al cupo en la caza de jabalíes, no lo hay específicamente. Todos los años se hacen batidas sin caer en el exterminio, si bien en algunas zonas hay más cantidad de estos animales salvajes, como el merendero de Calamocarro y también se concentran en el perímetro fronterizo. La Sociedad de Cazadores advierte del peligro de echarles de comer desde los coches porque hay que dejarlos en su estado natural.

Deja un comentario