«La caza es un deporte bonito, bueno para la salud y que genera compañerismo»

Fuente: FarodeVigo.es – Blanca Paz, 03/08/2012

El próximo lunes tomará posesión oficialmente como nuevo presidente de la Sociedade de Cazadores de Vila de Cruces, tras superar, por seis votos, la candidatura de su rival, Manuel Pulleiro, en las elecciones celebradas el pasado domingo.

Regenerar los montes para recuperar la caza de conejo y mantener el nivel de la Fiera de Cans de Caza es su objetivo para los próximos cuatro años.

-La Sociedade acaba de aprobar las cuentas de 2011 con un superávit de más de 5.000 euros. Con una cuota de socios de 130 euros. ¿Tienen margen de maniobra para nuevos proyectos o cunde solo para mantenerse?

-Algún pequeño margen queda, pero tampoco para hacer maravillas. Nuestra intención es recuperar las zonas de caza menor en todo el tecor. El sur del concello, como Carbia, está muy despoblado, aunque hay otras zonas en mejores condiciones. En Asorey es donde más conejos hay.

-Siendo cazador de toda la vida, como es usted, habrá notado un cambio radical en el paisaje de los montes desde que empezó.

-La verdad es que sí. Hay muchísima más maleza y eso el conejo no lo quiere, de ahí la reducción de la especie. Antes se echaba muchísimo más trigo y pastos para la ganadería y eso favorecía la caza menor. Pero aquí mucha gente abandonó la actividad y proliferaron plantaciones de árboles en fincas que antes eran productivas para las granjas. Ahora tenemos que buscar zonas de monte cerrado donde no haya plantaciones y sembrar. Tenemos que desbrozar e intentar que los criaderos vayan para arriba.

-El próximo día 18 se inicia la captura del jabalí. ¿Han recibido peticiones de batidas?

-Por ahora en Vila de Cruces ese problema no lo tenemos. Se ven algunos, pero no llegamos a los niveles que tiene, por ejemplo, Lalín. Aquí hay dos embalses muy cerca y como son animales trashumantes le afecta. En esta zona suelen atacar más tarde, los meses de septiembre a octubre, cuando las plantaciones de maíz están con la espiga.

-El debate sobre cuáles son las medidas de control de la especie más efectivas se abre cada temporada. En su opinión, ¿cuál es la más acertada?

-Los ganchos y las batidas que está concediendo la Xunta son una posibilidad, pero aplicar demasiados ganchos también sería acabar con la especie y eso no es bueno.

-Hay quien apuesta por hacer plantaciones para que el animal coma y no se fije en las sembradas para el ganado.

-El jabalí es un animal itinerante y hacer plantaciones para que coma no lo veo un remedio. Puede ayudar a corregirlos, pero no creo que sea efectiva.

-¿Detectan la incidencia de otras especies animales aparte del cerdo salvaje?

-Alguna sí. Aumentó muchísimo la población de corzo. También se ven algunos visones de los que sueltan o escapan de las granjas. El zorro también tiene una población muy numerosa, en cambio el lobo se ve menos.

-La anterior directiva creó hace seis años la Feira de Cans de Caza. ¿La mantendrán?

-Tenemos intención de conservarla y mantenerla en la línea de estos años. Superarla será difícil, porque ya es un referente en Galicia. Es un orgullo para la Sociedade y también para Cruces, porque es un día en que das a conocer la localidad.

-¿Entienden la caza solo como deporte?

-Es un beneficio, porque es mucho el dinero el que hay en juego. Es un deporte caro, porque para estar dentro de la ley cada cazador gasta al año, como mínimo, 100 euros en licencias y seguros. Pero al mismo tiempo hacemos un bien; beneficiamos a los ganaderos. Si está habiendo problemas con el jabalí ahora, imagínate lo que habría si no cazásemos. Cuidamos el monte porque nos interesa, porque es nuestro deporte.

-¿Se sienten valorados por la sociedad?

-Aquí en Vila de Cruces somos bien aceptados. Hay colectivos de ecologistas que nos critican, pero a nivel local, comercios y particulares siempre colaboran con nosotros. Puede influir que en todas las familias haya algún cazador. La caza es un deporte bonito, que es bueno para la salud y genera muchísimo compañerismo. No somos asesinos, como dicen los ecologistas.

-¿Hay relevo generacional?

-La edad media es de cincuenta y pico años. Dos de los que están en mi candidatura son jóvenes, de 32 o 33 años, pero no son muchos. También cada vez hay menos caza y la gente no se anima.

-La legislación establece 14 años como la edad mínima para poder utilizar la escopeta. ¿Es excesivo?

-Siempre que vaya acompañados de una persona mayor lo veo bien. Pienso que no es una edad prematura, aunque hay que conocer el perfil psicológico del niño.

Deja un comentario