La caza y la pesca animan agosto

Fuente: DiariodeLeón.es – Pedro Vizcay, León, 17/08/2012
Las dos disciplinas coinciden durante varias jornadas en esta quincena. Los embalses de la montaña leonesa permiten mantener altos caudales. Para la gente a la que le guste pescar a ninfa hay un tramo perfecto para esta época del año, es el libre sin muerte de Remellán, y sobre todo en la parte de arriba, por debajo del puente de la carretera de la presa.

Es una parte donde está subiendo la temperatura del agua y tiene unas truchas muy buenas. Aunque hay que tener cuidado con el agua, ya que trae bastante. Pero lo mejor de todo es el tamaño de las pintonas, por lo que con unos buenos perdigones el resultado está garantizado.

Desde el pasado miércoles, cazadores y pescadores durante bastantes jornadas pueden compatibilizar ambas actividades. Cazar y pescar, disfrutando de la naturaleza y haciendo deporte, especialmente en tiempos de crisis económica, pueden ser una alternativa de ocio a la playa, que tradicionalmente ha ocupado los periodos vacacionales del estío.

La gran abundancia en recursos hídricos que almacenan los embalses situados en la montaña de León permiten mantener altos caudales en los ríos que regulan o alimentan, de forma que durante el mes de agosto permanecen abiertos, tanto los ríos regulados como sus embalses.

Para la pesca con mosca es un mes ideal tanto de pesca con muerte como sin muerte. En esta época y hasta septiembre las eclosiones de insectos suelen ser abundantes y las truchas cobran una importante actividad pues deben sobrealimentarse para afrontar el invierno y su ciclo reproductivo.

Las aguas, incluso de los ríos regulados, han incrementado su temperatura hasta los 15-18 grados, ideal para que los salmónidos asimilen y digieran su alimentación que, básicamente, consta de invertebrados en sus diferentes formas y estadios. El pescador de mosca encuentra en las horas centrales del día y en ocasiones durante toda la tarde truchas cebándose bien en las corrientes y raseras o en las tablas sombrías.

Quienes deciden aprovechar el mes de agosto para pescar en León, disponen de zonas libres en los ríos regulados Esla, Porma, Luna, Órbigo y Sil. También, y sin muerte, en el Curueño. Todos estos ríos tienen además tramos libres sin muerte donde habitualmente la densidad de truchas es mayor y la presencia de aficionados menor. Además los aficionados a la pesca del cangrejo disponen de amplios tramos tanto para el rojo como para el señal.

Deja un comentario