Comienzan las batidas del jabalí tras la aparición de daños en Meaño y Ribadumia

Fuente: ElFarodeVigo.es – Anxo Martínez, 23/08/2012
La temporada de caza del jabalí se abrió el pasado fin de semana, y los cazadores de varios tecores de O Salnés realizaron las primeras batidas entre el sábado y el domingo.

Las piezas cobradas están siendo prácticamente nulas –el domingo los cazadores abatieron un animal en Poio–, pero sí que se han levantado bastantes ejemplares. Asimismo, ya comienzan a apreciarse daños en las fincas de maíz atribuídas a este animal. Una agricultora de Cobas (Meaño) se puso en contacto con el Tecor Corazón do Salnés para avisar de que una manada de jabalís –al parecer fueron avistados unos nueve individuos– le arrasaron un campo de maíz de unos 7.000 metros cuadrados.

Mientras, los cazadores de Salnés-Ribadumia han recibido quejas de propietarios de fincas de las parroquias de Lois, Leiro y Sisán. El presidente del Tecor Corazón do Salnés, Rafael Otero, sostiene que “hasta que pasen 15 días no se podrá hacer una valoración de si hay muchos jabalís o no, porque los daños en los campos de maíz empiezan a notarse a partir de ahora”. Los socios de Corazón do Salnés cazan entre Meaño y Armenteira, aunque también colaboran con otros tecores, y el pasado fin de semana estuvieron también por Poio y Sanxenxo. De todos modos, Rafael Otero afirma que entre los dos días “movemos unos 15 o 16 jabalís, y a mí ese no me parece un número pequeño”. Los cazadores de este Tecor no se cobraron ninguna pieza, aunque el domingo sí se mató uno en Poio.
Otero entiende que por el momento los daños en los campos todavía no son considerables “porque el jabalí se está aguantando en el monte”, pero que en breve bajarán a los valles en busca de nuevos alimentos. Corazón do Salnés mató el año pasado a 22 ejemplares, una cantidad similar a la de 2011.

Mientras, en el Tecor Salnés-Ribadumia salieron a hacer una batida el sábado, y vieron unos tres animales, aunque no llegaron a disparar. Su presidente, Lino Domínguez Torres, afirma que ya está habiendo bastantes daños en las fincas, y que de hecho tienen comunicaciones de vecinos afectados de las parroquias de Lois, Leiro y Sisán.

Al parecer, la zona donde están haciendo más estragos los jabalís es la de Lois, y de ahí que los cazadores realizaron por ella su batida del sábado. Lino Domínguez cree que el número de individuos probablemente sea elevado a tenor del número de quejas efectuadas por los agricultores de la zona.

Deja un comentario