Las batidas de jabalí en Lalín se retrasarán hasta septiembre, ya con daños en cultivos

Fuente: FarodeVigo.es – Alfonso Loño, 24/08/2012
En los últimos años el control del jabalí en la comarca dezana se ha tomado en cierta medida a la ligera y la experiencia del año pasado tampoco ha servido para que la administración autonómica se haya marcado una hoja de ruta para resolver un problema que está condicionando la viabilidad de algunas explotaciones de la zona.

A la escalada de los precios de la materia prima, con el consiguiente incremento en los costes de producción, se suma por estas fechas los ataques que el jabalí provoca en los cultivos.

En la campaña pasada Medio Rural –ahora esta responsabilidad corresponde a un departamento de Medio Ambiente– actuó a arreones. Primero descartó batidas sin control, luego dijo que Deza se incluía en zona 1 de concellos con más daños y luego casi dejó en manos de Concellos y sociedades de caza la responsabilidad de controlar a este animal. La situación ahora no solo no ha mejorado sino que sigue casi igual que entonces. Ayer desde la Dirección Xeral de Conservación da Natureza no se dio respuesta a la petición formulada por el gobierno lalinense, por lo que todo apunta a que las cacerías no darán comienzo hasta el próximo mes, ya con importantes daños en los campos de los ganaderos y agricultores de la zona. Si a nivel autonómico la coordinación por este asunto es cuando menos mejorable, tampoco desde la administración municipal lalinense se está operando con demasiado criterio. Cazadores consultados, que suelen participar en las batidas, aseveran que desde el ayuntamiento todavía no contactaron con ellos para programar un calendario de batidas o diseñar un mapa con las zonas de mayor riesgo. En definitiva, la problemática está ahí desde hace tiempo y su solución, atendiendo al modelo de la Xunta, podría llegar tarde.

El responsable comarcal de Unións Agrarias, Román Santalla, advierte que la situación, como ya dijo en su momento era preocupante. El sindicalista compara Lalín con la comarca de Tabeirós, sobre todo A Estrada, donde políticos, ganaderos y cazadores han conseguido que la Xunta no solo autorizase las primeras batidas ya para la semana pasada, sino que días atrás el alcalde, José López, anunció que Medio Ambiente permitiría duplicar las cacerías, que éstas afectasen incluso a vedados y establecer esperas.

Pero en la capital dezana la situación es diferente. “Hasta ahora éramos de primera división, o eso decían, pero aquí seguimos sin saber nada. Quiero dejar claro que el único responsable de esto es la Xunta y, aunque para la economía parece que bien que estén de vacaciones, para este asunto no”, sentencia Santalla. El dirigente del sindicato agrario mayoritario en la zona avisa que si no se pone coto a la proliferación del jabalí y se establecen batidas la preocupación de los afectados irá a mayores. “Y esto no puede convertirse en la ley de la selva. Además los ganaderos ya hemos planteado soluciones, pero, por el momento, no hay nada y esto ya comienza a convertirse en una plaga”. Por último, Santalla urge que las partes se sienten para apurar una solución a los daños que, en zonas, ya se han constatado.

A la espera de la colaboración de los cazadores
Los ganaderos, atendiendo a la campaña pasada, se sentaron con cazadores y concello para articular medidas al margen de las cacerías. Entonces se acordó que el ayuntamiento lalinense colaborase en el desbroce del monte para favorecer las monterías, algo en lo que también participaron los afectados. Pero la participación de la Sociedade de Caza e Pesca de Lalín es clave para desbloquear este problema mientras no se diseñe un plan eficaz para el control de estos mamíferos salvajes. La colaboración de los cazadores está casi asegurada, aunque para ello será necesario que el Concello de Lalín contacte con sus dirigentes y cerrar un programa de batidas. También es recomendable que la Xunta no ponga trabas para estas cacerías una vez que decide aprobarlas, puesto que en años pasados eran los propios cazadores los que debían ir a Pontevedra a buscar los precintos que establecen el número de animales cazables. Además de repercutir el gasto de los traslados a las sociedades de caza, en no ocasiones había batidas para un número de piezas que luego se rebajan, supuestamente, sin ningún criterio.

Bello se reúne con Arias Cañete
El sindicato Xóvenes Agricultores mantuvo el miércoles una reunión con el ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, que su responsable, Francisco Bello, cataloga como satisfactoria. Bello apunta que el ministro prepara un paquete de medidas en las que se incluye la subida de los precios de la leche.

Deja un comentario