Nuevas bajas de afiliados agravan la crisis de la sociedad de cazadores de Boal

Fuente: LaNuevaEspaña – A.M. Serrano, Boal, 31/08/2012
La sociedad de cazadores «El Halcón» de Boal inicia mañana la temporada de caza con bajas entre sus socios. Varios miembros han decidido abandonar el colectivo ante la ausencia de soluciones para atajar sus deudas y afrontar la crisis interna en la que está inmerso tras la «desaparición» de unos 38.000 euros de sus cuentas bancarias. El ex tesorero y ex concejal del PSOE de Boal, Rodolfo Anes, admitió haber sustraído casi 13.000 euros.

Esta situación ha provocado una crisis sin precendentes en el colectivo, que ve amenazada su continuidad. La junta directiva sigue trabajando con normalidad tras la destitución del tesorero. La sociedad tiene deudas pendientes con la Seguridad Social, con Hacienda con y los ganaderos a los que el jabalí ha provocado daños.

La falta de soluciones a las deudas y la ausencia de una investigación para esclarecer dónde está el dinero desaparecido ha provocado duras críticas de una parte del más de centenar de cazadores que pertenecen a la sociedad. Algunos de ellos han decidido dejar el colectivo.

La hostelería y las empresas relacionadas con la caza de Boal miran con recelo esta situación. La sociedad de cazadores es una de las más ricas de la comarca, si se tiene en cuenta el volumen de dinero que mueve al año sólo por las cuotas que pagan los cazadores. A ello hay que añadir la repercusión que tiene la actividad cinegética en el concejo y la comarca. Los beneficiarios suelen ser la hostelería y la hotelería de la zona y, en general, las empresas de turismo.

El colectivo celebró el pasado fin de semana una nueva reunión para aclarar el estado de las cuentas y afrontar el inicio de la temporada. La junta directiva ha decidido que los socios paguen 300 euros para empezar la temporada bajo el paraguas de la Sociedad «El Halcón».

El teléfono del colectivo sigue sin estar operativo y el presidente y vicepresidente no ofrecen más explicaciones que las dadas en la junta directiva, a la que sólo pueden acceder los socios. Los dirigentes abogan por saldar las deudas con la contribución de todos los socios y dejar atrás la polémica, aunque muchos miembros no están dispuestos a pasar por alto la desaparición del dinero sin una investigación.

Deja un comentario