Las batidas de jabalí en el Tecor de Meis siguen sin hacerse por falta de cazadores

Fuente: farodevigo.es – Anxo Martínez

La sociedad abre una campaña para encontrar socios, a los que ofrece la posibilidad de cazar en O Castrove por 120 euros anuales

La temporada de batidas del jabalí empezó el 19 de agosto, pero la sociedad de caza responsable del Tecor de Meis todavía no ha podido salir ni una sola vez desde entonces. La razón es que el club se ha quedado sin cazadores, ya que sus miembros de los últimos años se han pasado a otros tecores.

Por ese motivo, los responsables del club han puesto en marcha una campaña para vender los derechos de caza a personas interesadas, sean de donde sean. La sociedad ha colgado anuncios en internet, y confía en que esto sirva para conformar una cuadrilla a la mayor brevedad posible y poder salir al monte.

Y es que el hecho de carecer de escopetas supone un problema para el club de caza meisino, pues ya han empezado a producirse daños en las fincas ocasionadas por las piaras de jabalí, y si los agricultores reclaman la sociedad de caza podría verse obligada a correr con los gastos de la indemnización a través de su compañía aseguradora.

“Si no cumplimos con lo que solicitamos en el Plan Anual Cinegético pueden acusarnos de no hacer lo suficiente para cumplir con esos objetivos”, explica el presidente actual de la sociedad cinegética. Por ello, necesitan un mínimo de 10 personas.

El club de caza señala que los nuevos abonados tendrían que pagar la misma cuota que estaban abonando los anteriores socios, que es de 120 euros al año. Eso les permitiría participar en las batidas de jabalí, que según el responsable de la sociedad sigue siendo abundante en los montes de O Castrove.

“Se están cumpliendo con los objetivos de caza. El año pasado, por ejemplo, apenas se hicieron batidas y mataron 19 jabalíes. Siempre hemos cumplido con los objetivos”, añade el presidente. Los terrenos de este Tecor se encuentran en O Castrove.

Los interesados en formar parte de la sociedad y poder así salir a realizar las batidas de jabalí pueden recabar más información a través del correo electrónico del club, que es socazameis@terra.es.
Mientras, en otros tecores de la comarca, como el de Ribadumia o el de Meaño sí han empezado ya las batidas de jabalí hace dos fines de semana. Por el momento las capturas son escasas, pero sí que se han levantado varios ejemplares.

También se han producido ya daños en cultivos, como los detectados en una extensa finca de maíz de la parroquia meañesa de Cobas.

Un seguro que pasó de 2.500 a 7.000 euros

Una parte importante de la Autovía do Salnés atraviesa terrenos que pertenecen al tecor que gestiona la sociedad de caza de Meis, y aunque la carretera debería estar convenientemente vallada para impedir el acceso de la fauna salvaje a la vía, no son infrecuentes los accidentes de vehículos contra jabalíes.

Esto supone un verdadero vía crucis para los cazadores de Meis, pues tal y como explica su presidente, “el 90 por ciento de los accidentes que se registran en nuestro Tecor son en la autovía, y aunque entendemos que la responsabilidad debería ser de la propietaria de la carretera, que es la Xunta, o de la empresa concesionaria, porque la autovía tiene que estar convenientemente vallada, en los juzgados de Cambados y en la Audiencia Provincial no están aceptando esto”.

Por ello es la aseguradora del Tecor la que se ve obligada a correr con los gastos derivados de las indemnizaciones del siniestro, con las consiguientes subidas de las primas anuales que tienen que pagar los cazadores. El presidente explica que, de hecho, la compañía con la que tenían contratado el servicio les solicitaba una prima de 7.000 euros anuales, cuando en el ejercicio anterior solo habían sido 2.500. Por fortuna para ellos, encontraron después un seguro más barato.

Deja un comentario