Valladolid: los siniestros por fauna aumentan en 10 años un 60%

images_wonke_actualidad_nacional_20120618-unitega-accidentes

Un gran susto. Daños materiales y perjuicios económicos en la mayoría de los casos. Daños personales o secuelas irreversibles en los accidentes más graves, éstas son las consecuencias. Corzos, jabalíes, ciervos, zorros, caballos, vacas e incluso perros son los causantes. Este tipo de animales son las especies más comunes que provocan accidentes e inseguridad en las carreteras de Valladolid.

En los siete primeros meses de 2014 se han producido 178 siniestros. No hay que lamentar víctimas mortales, ya que en la mayoría de los casos se trata de heridos leves. No obstante, en el mapa hay puntos marcados en rojo en los que los animales sorprenden a los conductores al cruzar una vía, como las zonas próximas a la comarca de Tierra de Pinares y Montes Torozos (situados al sur de Tierra de Campos), entre otros.

Los lugares en los que se producen con más frecuencia este tipo de incidentes son las carreteras secundarias cercanas a amplias zonas arboladas de pino o encina. Villalba de los Alcores, Cigales y Herrera de Duero son sólo algunos de los escenarios donde se han producido accidentes a causa de animales que irrumpieron en la calzada el pasado mes de julio.

Echando la vista atrás, mayo es el mes en el que se registró un mayor número de siniestros por corzos, jabalíes o zorros que irrumpieron por sorpresa en las carreteras secundarias de la provincia, con un total de 32 accidentes registrados. Por ello, mayo se ha convertido en el peor periodo en lo que va de año y supera en número a todos los meses de 2013, salvo noviembre, cuando se registraron 39 siniestros.

No obstante, desde el primer mes de este año se han producido incidentes de este tipo. El pasado 6 de enero un vehículo atropelló a un perro a su paso por el municipio vallisoletano de San Miguel del Arroyo. Ese mismo día, a las seis de la tarde, un turismo atropelló a un corzo en la conocida como carretera de Las Maricas, a la altura de Tudela de Duero. En ambos caso solo hubo que lamentar daños materiales.

Este mes de julio 21 accidentes de tráfico tuvieron lugar en la provincia de Valladolid. La Guardia Civil recuerda que durante las fechas estivales este tipo de siniestros se producen con más regularidad, por lo que recomiendan extremar la precaución si se circula sobre todo por carreteras secundarias próximas a montes o cotos de caza. Aún es pronto para hacer un balance completo y habrá que esperar a diciembre para poder cerrar la cifra anual de estos incidentes.

Desde la Federación de Caza de Castilla y León, su presidente, Santiago Iturmendi, recuerda que lamentablemente Burgos y Soria encabezan el ‘ránking’ de ciudades más peligrosas de España. En los últimos diez años, los accidentes se han incrementado en el 60%. Desde la Delegación Territorial de la Junta tienen claro que esta circunstancia se debe a un aumento considerable de la población de animales salvajes, sobre todo jabalíes y corzos en la provincia de Valladolid. La Federación de Caza de Castilla y León achaca a este mismo hecho al incremento de incidentes en carretera.

«Debido a las condiciones de hábitat favorables que se dan en la provincia se ha producido un aumento considerable en la población de corzos y jabalíes en la región. No hay más que observar que en los años ochenta, los corzos parían un ejemplar; en 1995, dos, y ahora no es nada raro toparse con trillizos», aclara su presidente, quien asegura que si no existieran cazadores de especies cinegéticas los accidentes serían incalculables.

Los animales en cabeza que protagonizan estas cifras son precisamente, los corzos, seguidos por jabalíes y los ciervos. Aunque también se ha observado en los últimos años un incremento de incidentes causados en carretera por animales domésticos como vacas o caballos y por último, estarían zorros e incluso lobos.

Los que mayor impacto producen a la hora de calcular los daños en el vehículo son los ciervos. «Ocasionan daños materiales que no bajan de los 3.000 euros y debido a su envergadura son los más perjudiciales, es como chocar contra una pared. Al igual que con los jabalíes, que suponen un impacto similar y, en este caso, los daños son de unos 2.000 euros. Finalmente los corzos originan unos daños de alrededor de 1.000 euros por impacto», recuerda Iturmendi.

Soluciones y leyes

Desde la Federación de Caza de la región no se habla de una solución única: «Se trata de un conjunto de medidas que deberían adoptarse para paliar los efectos negativos de los animales en carretera, como la limitación de velocidad en zonas consideradas como puntos negros, la creación de pasos de zona para los animales, una mayor señalización de los puntos conflictivos, incluso con luminosos, la limitación de un perímetro de 25 metros alrededor e las carreteras –como se hace en Europa– y no a pie de carretera como sucede en la región».

La Reforma de la Ley de Tráfico, vigente desde el pasado 9 de mayo, ha introducido novedades respecto a la responsabilidad de los accidentes. En dicho documento se contempla que el responsable de los daños ocasionados a personas o bienes materiales es el conductor del vehículo. Aunque la reforma incluye una novedad, la responsabilidad recaerá sobre el titular del aprovechamiento cinegético siempre y cuando el accidente sea consecuencia directa de una acción de caza colectiva de una especie de caza mayor, que se haya producido el mismo día del accidente o que haya concluido doce horas antes de este.

Desde la Federación recuerdan que los propietarios de las carreteras son el Estado, las Comunidades Autónomas y la Diputación y como tal tienen que hacerse cargo de ellas. En referencia a este tema, y en base a la responsabilidad del Ministerio, la ley no ha sufrido modificación, si bien se ha concretado exponiendo que también podrá ser responsable el titular de la vía pública en la que se produzca el accidente como consecuencia de no haber reparado la valla de cerramiento en plazo, en su caso, o por no disponer de señalización específica de animales sueltos en tramos con alta accidentalidad por colisión de vehículos con los mismos.

vía El número de accidentes causados por animales creció el 60% en diez años . elnortedecastilla.es.

Deja un comentario