El Seprona denuncia a la empresa a la que el Cabildo encomendó el control de animales asilvestrados

animal asilvestrado enchereda

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil ha denunciado a la empresa que tiene la encomienda por parte del Cabildo de La Gomera desde el pasado 13 de junio para llevar a cabo las tareas de control de animales asilvestrados en varios espacios de la isla.

Según ha podido conocer Gomeranoticias este sábado de fuentes bien informadas, el Seprona tras una investigación llevada a cabo por sus agentes, ha podido detectar la presencia de animales abatidos en zonas próximas a caminos y senderos, confirmando así la denuncia presentada por ganaderos y cazadores desde hace ya varias semanas.

Cabe recordar que la medida impulsada inicialmente por el Área de Desarrollo del Territorio del Cabildo Insular de La Gomera y aprobada por unanimidad en sesión plenaria en el mes de abril del presente año, ha estado coordinada con el propio Parque Nacional de Garajonay, según informó a través de una nota de prensa la propia Institución, “ya que en ese espacio se ha detectado la presencia de animales asilvestrados con la consiguiente problemática que ello conlleva” se señalaba.

Ventura del Carmen Rodríguez, consejera del área responsable de estas materias , apuntó ya en aquel momento, que “urgía actuar para minimizar los daños que se puedan producir en el mismo y para ello se habían mantenido reuniones con los ayuntamientos así como con la propia Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno de Canarias para que esta última sea rigurosa en los registros ganaderos”.

Entre los problemas causados por la suelta de animales en áreas sensibles se encuentran no sólo su rápida reproducción, sino la erosión que generan en el territorio. Asimismo, atacan a los valores patrimoniales y etnográficos característicos de la isla como los bancales, que muchos de ellos han caído a consecuencia de la presencia reincidente de estos herbívoros asilvestrados, y en este sentido, la propia encomienda incluía la recogida y abatimiento de los animales asilvestrados, salvo en los casos en los que se produzca en lugares de difícil acceso.

A finales del mes de julio, el periódico digital Gomeranoticias se hizo eco de una información en la que se señalaba, que “el mal olor existente en las proximidades del camino de Enchereda en el término municipal de San Sebastián debido a la eliminación de animales asilvestrados por parte de la empresa Tragsa, estaba creando malestar entre caminantes y senderistas de este espacio próximo al Parque Nacional de Garajonay”.

En aquella información se hacía referencia a que varios de los ejemplares de macho cabrío que permanecía en estado de putrefacción tras haber sido eliminados en las proximidades a la pista y sendero de Enchereda provocaban “un olor insoportable” por lo que los afectados que aportaron fotos y datos sobre lo que acontecía no “entendían como una vez se eliminan estos animales no se sigue su rastro para retirarlos cuando su fallecimiento se produce en lugares concurridos por decenas de caminantes y senderistas durante el día”.

A raíz de la noticia, el propio Cabildo Insular emitió un comunicado en el que se afirmaba de forma textual que “la Unidad de Medio Ambiente había solicitado a la empresa Tragsa los correspondientes informes para aclarar la veracidad de la información que se ha publicado en los últimos días relativa al abandono de animales abatidos en espacios naturales de la Isla”.

En días posteriores, la Oposición en el Cabildo de La Gomera –PP, CC y CCN así como consejeros no adscritos—exigían explicaciones acusando a la Institución Insular de “doble fracaso”, solicitando incluso, que se modificaran estas prácticas de manera inmediata y se realizara este control de una manera más humana y racional, recordando que “si el primer intento de apañada de animales asilvestrados fue un fracaso, el segundo no sólo es un fracaso sino que también es una crueldad y un foco de infección al ir abatiéndolos y dejándolos, inclusive cerca de los caminos. Se han dado casos de dejar animales heridos con sus crías al lado sin poder amamantarlos”.

Días después, toda la Oposición en su conjunto solicitó la convocatoria de un pleno extraordinario con el objeto de que la consejera de Desarrollo del Territorio, Ventura del Carmen Rodríguez, ofreciera explicaciones sobre la campaña de eliminación de animales asilvestrados y todos los consejeros del PP, CC-CCN y no adscritos presentaron el pasado 9 de agosto un escrito en el registro del Cabildo en el que pedía que durante esa sesión plenaria se estudiara, debatiera y se llegara a acuerdos sobre el tema.

Sesión plenaria celebrada el pasado día 22 de agosto en la que fue presentado el informe técnico realizado por funcionarios de la Unidad de Medio Ambiente en el que se “considera preciso la necesidad de que la institución insular siga llevando a cabo una actuación contundente para controlar el elevado número de animales asilvestrados, que causan daños al medio ambiente” mientras se explicaba durante la intervención que “como resultado de las labores de control se han abatido 143 ejemplares, mientras existen aún en la actualidad muchos animales sin control que inciden de forma muy negativa sobre el ecosistema” afirmando que “los cadáveres tras ser abatidos los animales sirven de alimento de especies como los cuervos cuya presencia era hasta ahora escasa”, no teniendo dudas según el informe “de que es necesario continuar con estas actuaciones hasta llegar a la erradicación total”.

El personal de la Unidad recomendó continuar con los controles de animales que se encuentran de forma ilegal en los espacios protegidos, aunque sin embargo “para evitar polémicas se cree conveniente acompañar cada abatimiento de una ficha en la que se indique si el animal fue abatido y muerto o no, fotos, coordenadas, su retirada a un vertedero autorizado o enterramiento con fotografía. También se deberá cerrar al tránsito los espacios en los que se realicen las batidas al menos durante mes y medio” concluían.

La misma consejera Ventura del Carmen Rodríguez apoyó estos argumentos manifestando que el proyecto contempla “la recogida y abatimiento de los animales asilvestrados, salvo en los casos en los que se produzca en lugares de difícil acceso” y apuntó que “se ha realizado de acuerdo a la planificación, pues en el tiempo que se planteó se ha eliminado el mayor número de animales posibles con su correspondiente seguimiento”.

En este mismo pleno se informó además que la presencia de animales muertos en el territorio no es perjudicial para el medioambiente ya que “los herbívoros abatidos están en general sanos y hay aves que lo agradecen”.
Por último y según información recogida por la Agencia EFE el mismo día 22 de agosto, “El presidente del Cabildo, Casimiro Curbelo, estimó que “el problema no es que haya animales muertos sino sueltos” y anunció que “vamos a potenciar por diez las batidas de animales”.

A juicio del Presidente, “si aparecen animales muertos al lado del camino y no por balas es que alguien los lleva para hacerles la foto y que salga en los medios para erosionar”.

La denuncia del Seprona puede estar motivada por la presencia de animales abatidos cerca de zonas de tránsito humano y por la posible infección que esta situación  pueda originar.

vía El Seprona de La Gomera presenta una denuncia contra la empresa a la que el Cabildo encomendó las tareas de control de animales asilvestrados | Gomeranoticias.

Deja un comentario