Las molinetas y la caza dan los mayores ingresos al monte público

Lo que más dinero da en el monte no es la madera, sino las rentas que se pagan por ocupar el suelo. Las últimas cuentas cerradas, las del 2013, revelan que casi la mitad del dinero que ingresó la Junta de Comunidades y los 53 ayuntamientos que tienen montes públicos procedían de las tasas que pagan las molinetas de los parques eólicos y otros elementos como las torretas de los tendidos eléctricos.

Así, de los 2,2 millones de euros de ingresos que generaron los 174 montes de utilidad pública de la provincia, algo más de un millón de euros procedía de este capítulo. En segundo lugar, la caza es la actividad más lucrativa: por las 184.000 hectáreas habilitadas como coto cinegético, las arcas públicas ingresaron 562.000 euros. Los ingresos por estos dos capítulos han bajado, comparados con los del año anterior.

Por la ocupación de suelo se pagó un 33% menos que en el 2012 y por los cotos de caza los ingresos cayeron un 36%. El tercer capítulo que produce más ganancia es la madera. En 2013 se talaron árboles por importe de poco más de 150.000 euros, importe que supuso un descenso de un 10% con respecto al año anterior.

Además de la caza, la madera y las molinetas, en los montes públicos hay otras actividades que generan ingresos, pero son ya más residuales. Así, por ejemplo, hay instaladas 12.807 colmenas que pagan poco más de un euro por colmena instalada y por la búsqueda de trufas los rastreadores ingresan en las arcas públicas cerca de 12.000 euros. Por cultivar en el monte, los agricultores pagaron el año pasado cerca de 8.900 euros y por tener plantas aromáticas cerca de 4.500 euros.

En los últimos tiempos, se han recuperado nuevas fuentes de ingresos, aunque aún son casi testimoniales. Por ejemplo, las resinas que con la crisis se dejaron de extraer ahora vuelven a trabajarse en nuestros montes. Igual que la recogida de leña (6.300 euros) o de restos para su aprovechamiento como biomasa (72.400 euros). La biomasa, por ejemplo, es una actividad que va creciendo año tras año, frente al franco retroceso que desde hace ya tiempo arrastra el sector maderero. La industria de la biomasa demanda árboles de pequeñas dimensines que se aprovechan por completo para generar en calderas energía eléctrica o calorífica o bien para la producción de astillas o la fabricación de pelets que alimenten calderas de biomasa.

En conjunto, el monte público generó el año pasado ingresos por valor de 2.240.620 euros, un 30% menos que en el año anterior; una caída que se explica, en parte, a que en 2012 se recaudaron algunos ingresos procedentes de ejercicios anteriores. Y, ¿a dónde va parar este dinero? Los ayuntamientos reciben el 85% de lo que generan sus montes y el 15% restante se destina a hacer mejoras.

Tutela pública

La Junta de Comunidades es la administración que vela por la explotación de los montes privados y tutela la gestión de los públicos. Cada año se elabora un plan de aprovechamiento para cada uno de los 174 montes públicos de la provincia de Albacete, un documento en el que se establece qué madera se va a aprovechar y cuál será su destino, si se resinarán sus pinos o qué superficie se destina a caza o cuántas hectáreas se dejarán para pasto del ganado. En base a estos planes, los propietarios de los montes sacan a licitación los distintos aprovechamientos, que se adjudican por concurso público a los rematantes que mejor precio ofertan.

En la provincia de Albacete, casi un 42% de su superficie, es decir, más de 620.000 hectáreas, se consideran terrenos forestales aunque solo un 32% de nuestras tierras tienen monte arbolado. El pino, carrasco, resinero o negral, es la especie más abundante. La mayor parte del monte, casi un 69% según el Tercer Inventario Forestal Nacional, es de propiedad privada.

vía Las molinetas y la caza dan los mayores ingresos al monte público – La Tribuna de Albacete.

Deja un comentario