Tráfico llena de señales de animales las carreteras para evitar condenas

Fuente: hoy.es

Las carreteras extremeñas tienen cada vez más señales que advierten del riesgo de accidente por impacto que un conductor puede sufrir ante la posible presencia de animales en la vía. Esta fauna doméstica y salvaje desorientada, según el último estudio del Ministerio de Medio Ambiente, coloca la región entre las que más siniestros de este tipo sufren de toda la red viaria nacional: entre 200 y 500 al año en la provincia de Cáceres y entre 50 y 100 en la de Badajoz, afirman los datos de 2011.

 

Los accidentes son provocados principalmente por jabalíes y perros, siguiendo el comportamiento general del resto del país, pero hay otros ejemplares como ciervos, vacas y caballos que también aparecen en el listado.

Cuando una persona sufre un accidente por este motivo es posible que la responsabilidad sea de la Administración que ostente la titularidad de la vía pública en la que tiene lugar, siempre y cuando se demuestre que ocurrió por no mantenerla en condiciones adecuadas de conservación y señalización. De hecho, más de un afectado ha denunciado y conseguido que se condene a los poderes públicos, acogiéndose a disposiciones tanto de la Ley de Tráfico como la regional de la de caza.

La primera es la que atribuye a las instituciones la responsabilidad por conservación inadecuada, mientras que la segunda las convierte en culpables cuando las especies causantes procedan de terrenos integrados en reservas, cotos y refugios de caza «constituidos en terrenos de titularidad pública o en zonas de caza limitada cuya gestión se haya reservado la Administración Pública, siempre que en estos casos se trate de terrenos sin valla cinegética o no se hayan adoptado medidas para reducir el exceso de carga cinegética», dice la ley.

Por ello, ante el aumento en los últimos años de siniestros con animales involucrados, las administraciones regionales y nacionales han incrementado el número de paneles que advierten del riesgo de presencia animal en las carreteras, incluso en áreas que no son de caza.

Baja la siniestralidad

El objetivo es rebajar la siniestralidad, pero también el número de condenas judiciales. En Extremadura se ha conseguido y en estos momentos no hay ninguna sentencia en los dos últimos años que se haya dictado en contra de la administración autonómica.

«Cuando se acreditaba un deficiente estado de conservación o señalización de la vía, cuando se demostraba que se producían continuos accidentes en algunas carreteras en las que ni siquiera estaba señalizado este tipo de peligro, la administración era condenada», explica César Moreno, abogado de la aseguradora Mapfre en Extremadura.

Este profesional señala también que «ante estas sentencias los servicios jurídicos de la Junta aconsejaron la señalización de todas las carreteras de las que eran titulares, independientemente de si eran o no zonas de accidentes con especies cinegéticas».

La recomendación se ha ido ejecutando paulatinamente y ha servido para reducir sentencias desfavorables basadas en una mala señalización. Y las que son condenatorias se basan en que el ejemplar procedía de un terreno cinegético del que era titular la administración , estaba sometido a un aprovechamiento especial; o bien porque quien estaba al frente del coto no tenía aprovechamiento cinegético sobre la especie causante del accidente si el animal procedía de un coto de caza privado.

 

Deja un comentario