La Guardia Civil sorprende a dos furtivos que capturaron 57 pardillos y jilgueros

La Guardia Civil ha denunciado a dos presuntos furtivos tras ser sorprendidos por efectivos del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona), mientras que capturaban pardillos y jilgueros. En la operación, los agentes han decomisado un total de 57 ejemplares de aves fringílidas (39 pardillos y 18 jilgueros) en la pedanía de El Mirador, en San Javier (Región de Murcia).

Alguno de estos animales se encontraban hacinados, en pésimas condiciones, en jaulas dispuestas para su traslado, mientras que otros fueron hallados dentro de la red con la que habían sido capturados. De hecho, a pesar de la rápida actuación de los guardias civiles para el traslado de las aves hasta el Centro de Recuperación de Aves Silvestres ‘El Valle’, situado en la pedanía murciana de La Alberca, cuatro de los especímenes fallecieron durante su trasladado a las instalaciones.

En el marco de la denominada operación ‘Pardillos’, el Seprona se ha incautado de los útiles empleados para su captura, tales como redes, cuerdas y anclajes, así como de las propias jaulas donde los mantenían cautivos.

La captura en estado silvestre de este tipo de aves para su adiestramiento al canto es una práctica tradicional en la región, pero la Benemérita recuerda que según la normativa debe llevarse a cabo en condiciones estrictamente controladas y de un modo selectivo para garantizar la conservación de las especies.

Para ello se emplea un sistema de anillamientos y autorizaciones expedidas por la Dirección General de Medio Ambiente, organismo ante el que han sido denunciados los presuntos furtivos por infringir la normativa de protección de la fauna silvestre. Entre otros, se les acusa de haber hecho las capturas en época de veda, superando ampliamente el número de ejemplares permitidos.

La captura no autorizada, la venta y el comercio de las especies fringílidas están prohibidos.

vía La Guardia Civil sorprende a dos furtivos que capturaron 57 pardillos y jilgueros . La Verdad.

Deja un comentario