Jornada sobre la normativa para control sanitario de la carne de caza

Las instalaciones del Hospital de Alta Resolución de Constantina han sido escenario de una jornada divulgativa dirigida al colectivo de veterinarios autorizados que actúan en las actividades cinegéticas, a la han asistido más de 50 profesionales de la comarca. Durante la jornada, veterinarios de la Unidad de Protección de la Salud del distrito sanitario Aljarafe Sevilla Norte han expuesto cuestiones relacionadas con la normativa vigente en materia de caza y han entregado a los asistentes de un tríptico divulgativo que resume los aspectos de interés sanitario relacionados con estas actividades.

Las localidades de la Sierra Norte de Sevilla experimentan en estas fechas un auge de la actividad económica como consecuencia de las prácticas cinegéticas, que traen consigo la creación de puestos de trabajo directos en la organización y desarrollo de las monterías e indirectos en forma de mayor actividad en los establecimientos de hostelería y restauración, que dan respuesta a la gran cantidad de turistas que acuden atraídos por la propia caza y por la cocina asociada a este tipo de carnes.

No obstante, las actividades cinegéticas tienen que ir acompañadas de un incremento de los niveles de protección de la salud, ya que debe existir un dictamen de aptitud para el consumo de las piezas abatidas.

Por ello, la Unidad de Protección de la Salud del Distrito coordina las actividades que llevan a cabo los veterinarios autorizados, que actúan en las fincas y realizan a su vez el control sanitario mediante veterinarios oficiales de los establecimientos, que manipulan las piezas de caza que tienen como destino el consumo humano.

El principal interés reside en mantener al día a los veterinarios autorizados, ya que la Administración pone en sus manos la primera inspección de las piezas de caza en el local autorizado para ello en el campo, así como la conformación, identificación y documentación de partidas de animales abatidos con destino a los establecimientos de manipulación de caza. Además, también recae sobre este colectivo la responsabilidad de otorgar la aptitud de las piezas que consume el propio cazador. Constituyen, por lo tanto, el primer eslabón en la cadena que garantizará la salud de los consumidores de este tipo de carne.

vía Jornada sobre la normativa para control sanitario de la carne de caza.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.