El temporal congela la Reserva de Saja

Fuente: eldiariomontanes.es

 

Tenía que llegar… y llegó. El primer temporal serio del otoño dejó la Reserva del Saja ‘congelada’. Al menos eso se desprende del importante número de cacerías que tuvo que ser aplazado el pasado fin de semana, 17 en total, y de los pobres resultados que se consiguieron en las batidas que sí se pudieron celebrar, bien porque el tiempo dio un ratito de tregua a los cazadores, bien porque éstos se liaron la manta a la cabeza y decidieron cazar pese a las inclemencias.

 

Entre todas las cacerías desarrolladas durante el pasado fin de semana, dos destacan por encima de todas. Una, la de la cuadrilla de José Luis Hoyos en el lote cabuérnigo de Monte Aa. Pese a que la jornada tuvo como grandes protagonistas al agua, el viento y, en ocasiones, al granizo, los monteros supieron sobreponerse a las adversidades y fueron capaces de levantar varios jabalíes que cumplieron en los puestos y que permitieron que, en apenas una hora, se completara el cupo de tres ejemplares fijado por la Administración para este monte.

La otra cacería destacada fue la que completó la cuadrilla de Silió que dirige Roberto Fernández en el monte iguñés de Vaocerezo. Pese a que tuvieron que aguantar buena parte de la mañana en los tiros con la persistente lluvia como compañera, al final se movieron algunos jabalíes, de los cuales dos (el cupo) fueron abatidos.

El resto de los suidos fueron cazados en la comarca de Liébana. Dos cayeron ante el acierto de los hombres de Ángel Puente en el lote de Calejo Linares, mientras que la cuadrilla de Fernando Moya se bajó del monte de Vallejas de San Pablo con un ejemplar y la de Francisco Javier Fernández se hizo con otro en Cuesta Bernizo. Los ceros con que se saldaron las cacerías de Onquemada, Candanoso y Peña Colsa completaron una jornada que, si el tiempo acompaña, acabará de celebrarse entre mañana y pasado, días en los que está previsto que se celebren las batidas aplazadas durante el pasado fin de semana y en los que se puede recuperar el ritmo normal de capturas en la Reserva.

Deja un comentario