Operativo especial de los agentes rurales para controlar la caza en la Huerta de Lleida

Fuente: agentesforestales.es

Agentes rurales del área regional de Lleida llevaron a cabo un operativo especial de control de la caza el pasado domingo 14 de octubre, con motivo de la apertura de la veda. Cuatro patrullas del Cuerpo de Agentes Rurales hicieron inspecciones de caza y antifurtivismo a las partidas de La Femosa, Vinatesa, Las Canales y Grealó. Se trata de la mayor superficie continua de terrenos no acotados de Cataluña, lo que atrae a un gran número de cazadores, la mayor parte provenientes del área metropolitana de Barcelona.

 

Los agentes rurales comprobaron la documentación, las armas, la munición y las piezas abatidas a un total de 128 cazadores, así como hicieron observar las zonas de seguridad (caminos de uso público) y las zonas acotadas de las Áreas Privadas de Caza de Albatàrrec, Artesa de Lleida, Alcoletge y Alfés.

Se denunció a una persona por cazar sin permiso del titular dentro del APC de Albatàrrec, a otra para abatir una tórtola turca (especie no cinegética), a un cazador por tener caducada la licencia de caza y otro por usar arma de fuego sin tener permiso de armas. En este último caso también se denunció a la persona que le había dejado la escopeta.

Las denuncias conllevarán los correspondientes expedientes administrativos sancionadores por parte del Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Natural, y por parte de la Subdelegación del Gobierno en cuanto a las infracciones de armas. Las armas decomisadas han sido depositadas ante la Intervención de Armas de la Guardia Civil, junto con una quinta escopeta que se decomisó el día 12 a un cazador de Alcoletge que cazaba en época de veda. Las piezas abatidas ilegalmente (un conejo, una paloma torcaz y una tórtola turca) se han entregado a la Parroquia de San Martín para el reparto de alimentos a personas necesitadas.

Los agentes rurales también decomisaron unos 60 kilogramos de peras y manzanas que un grupo de tres cazadores había cosechado de campos de fruta de variedades tardías, presuntamente sin permiso del propietario. Dada la imposibilidad de identificar al propietario afectado, la fruta decomisada también se ha entregado a la Parroquia San Martín. Hace años que los miembros del Cuerpo de Agentes Rurales reciben denuncias de los campesinos y vecinos de la Huerta de Lleida, que se quejan de la masificación de cazadores y de que se llevan fruta y hortalizas. Por este motivo, los agentes rurales intensifican la vigilancia en estas zonas durante la campaña de caza.

Deja un comentario