López Zamora: «La caza ya no es la primera causa de muerte del lince»

Fuente: lne.es

El investigador destacó en Mieres los avances del proyecto «Life» para recuperar la especie, en peligro de extinción

«La población del lince ibérico en el año 2002 era de poco más de un centenar de ejemplares, mientras que en la actualidad su número se ha multiplicado hasta llegar a los 325». Así resume el investigador Guillermo López Zamora, veterinario en el proyecto «Life» de conservación del lince ibérico, los avances que se han logrado para evitar la extinción de la especie. López Zamora destacó, además, que el furtivismo «ya no es la primera causa de muerte del animal, sino que son las enfermedades».

 

El investigar ofreció en el campus de Mieres una charla dentro ciclo de conferencias organizado por la Unidad Mixta de Investigación en Biodiversidad (UMIB). Tras hacer una breve introducción histórica sobre el lince, el investigador destacó que «la voz de alarma se da en los años sesenta, aunque no se comenzó a trabajar en su recuperación de forma seria hasta el año 2002». Entonces, el lince sólo se podía encontrar en dos ubicaciones, en Doñana y en la zona oriental de Sierra Morena, ambas en Andalucía. Así arrancó la primera fase del proyecto «Life», cuyo único objetivo era «frenar el declive de la especie». La segunda fase «pretendía estabilizar la población y abordar proyectos de reintroducción y manejo genético de la población en Doñana» y una vez conseguido el objetivo, el investigador aludió a la tercera fase del «Life», la actual, ya centrada en la reintroducción en Castilla La Mancha, Extremadura y Portugal. Medidas como el control de la población de conejo -su alimento-, la prevención del furtivismo y el desarrollo de infraestructuras para frenar los atropellos han conseguido salvar al animal.

Deja un comentario