La polémica infracción de cacería del príncipe Eduardo con su hijo de seis años

© Daily Mail

Polémica en Inglaterra por las supuestas negligencias del príncipe Eduardo de Inglaterra con su hijo de seis años durante una batida de caza. Tal y como denuncian diversos medios británicos, el hijo menor de Isabel II ha obviado una de las principales reglas a la hora de manipular armas de fuego: controlar todo lo que queda al alcance de su arma. Concentrado en los engranajes de su escopeta del calibre 12, el príncipe apuntó al horizonte y más tarde disparó mientras su hijo, James Windsor, se encontraba justo delante de él. Una acción muy arriesgada, ya que hasta los cazadores más experimentados han sufrido percances mayores por no tener en cuenta esta regla básica.

Por suerte no se ha producido ninguna desgracia y, a pesar de que los perdigones pasaron por encima de la cabeza de su hijo, el príncipe continuó con su partida cinegética ajeno a lo que más tarde se iba a orquestar. Varios diarios británicos han publicado las imágenes que demuestran cómo el hermano del heredero al trono disparaba a un faisán en la mañana de este sábado a escasos metros de su hijo, que se protegía los oídos del ruido con unos cascos.

El diario Daily Mail ha consultado con expertos en la materia el material gráfico y todos coinciden en que no se siguen las normas de seguridad básicas para evitar desgracias: “Hay algunos principios básicos que deben ser atendidos por razones de seguridad y aquí parecen no haberse tenido en cuenta. Yo personalmente creo que no es apropiado tener a tu hijo frente a tu escopeta”, señalaba el exministro Norman Baker, responsable de la ley de armas que continúa vigente en el Reino Unido. Otra fuente consultada por el mismo medio asegura que “Nunca se debe tener niños enfrente, porque el problema de los niños es que corren. A veces tienes delante a un perro, pero nunca a personas. Siempre deben estar detrás. Es una mala práctica tener a gente cerca de la línea del tirador, pero es el tirador quien debe estar seguro a la hora de disparar”.

Ante el revuelo generado por la peligrosa cacería del príncipe Eduardo en Norfolk, enclave donde los duques de Cambridge han remodelado una mansión para utilizarla como residencia principal, el palacio de Buckingham ha salido en su defensa. En la noche de este sábado subrayaron el hecho de que el ángulo en el que fueron captadas las fotografías pueden llevar a error ya que, según ellos, “en ningún momento se ve al vizconde de Severn justo delante del conde de Wessex. Como siempre durante cualquier evento deportivo que se realiza en la finca, los más altos niveles de seguridad se cumplen. Cualquier sugerencias sobre que el duque arriesgaría el bienestar de su hijos es completamente falsa”, mantienen. Vea aquí las imágenes publicadas por el diario Daily Mail.

vía La polémica infracción de cacería del príncipe Eduardo con su hijo de seis años – Noticias de Casas Reales.

One Comment

  1. Santiago Fernandez Jove

    por favor !!!!! es pura perspectiva , el niño está a la misma altura que su padre y él apunta a otra dirección , pura demagogia.

Deja un comentario