Una carretera del Montgó registra 270 atropellos de animales en un año

Fuente: levante-emv.com

 La mortandad de animales en las carreteras que rodean el Montgó es una asignatura pendiente de este parque natural. La memoria del Montgó, presentada ayer en la junta rectora, arroja un dato concluyente. Sólo en el año 2011, en la carretera CV-735 (une la Xara, Jesús Pobre y Xàbia), murieron atropellados 270 animales. Además, numerosos animales “no mueren al instante y pueden recorrer algunos metros”. 

 

Por tanto, los cadáveres que se encontraron en la calzada o la cuneta ofrecen “un número indicativo, el número real puede llegar a ser hasta un 25 % más elevado”. El seguimiento de atropellos en este vial se ha realizado también este año. El representante de Acció Ecologista-Agró, Joan Sala, planteó que ya debe tomarse medidas correctoras, dado que el peligro de esta carretera para la fauna del Montgó es evidente.

La memoria del Montgó detalla que entre octubre y marzo el 90 % de los atropellos son de sapos y aves paseriformes. No hace referencia a los jabalíes, pero más de un conductor -entre ellos el nuevo presidente de la junta rectora como reconoció ayer- se ha llevado un buen susto al chocar contra uno de estos animales.

La proliferación de jabalíes tiene en el Montgó, según los cazadores, dimensión de plaga. El presidente de la Asociación de Cazadores de Dénia, José Antonio Contrí, aseguró que con los ganchos (batidas con 30 perros y 15 armas) “no podemos controlar la especie”. Explicó que este fin de semana abatieron diez jabalíes pero “ese número es insuficiente porque había unos cien y con 30 perros no podemos hacer mucho”.

Las batidas a gran escala están prohibidas por el PRUG del Montgó y con razón, ya que esta montaña tiene un gran uso social (atrae a muchos senderistas) y en la zona donde se abate a los jabalíes, en la ladera de Jesús Pobre, hay numerosas urbanizaciones. 

El director del Montgó, Carlos Linares, precisó que las inversiones de 2012 en el Montgó han ascendido a 895.305 euros. Se mantienen los planes de gestión forestal, de recuperación de la Silene Hifacensis y se hará un censo de nacras (molusco que habita en la posidonia oceanica) de la reserva natural del cabo de Sant Antoni.

Deja un comentario