La licencia única de caza no cuaja

Fuente: hoy.es

Extremadura se va a quedar de momento con las ganas de que sus cazadores y pescadores dispongan de una licencia única de caza y pesca que evite que los aficionados a estas prácticas tengan que sacar la que corresponde a cada comunidad autónoma en el caso que quieran poner a prueba su afición en ellas.

 

La última reunión, celebrada el viernes 16 de noviembre en Valladolid, no sirvió para alcanzar un acuerdo con las otras nueve regiones que concurrieron a la cita: Galicia, Asturias, Cantabria, Euskadi, Aragón, La Rioja, Castilla-La Mancha, Castilla y León y Madrid. Las dos últimas rechazaron la propuesta de los extremeños de fijar una tasa interautonómica que permita cazar en los territorios que la acepten sin necesidad de tener que sacar la licencia de cada uno de ellos.

Lo que se planteaba es que cuando el cazador sacase la licencia de su propia región pagase un plus que le diera derecho a cazar en las otras que aceptasen el acuerdo y este dinero extra revertiría en la comunidad de origen en la que se expendiera el documento.

«La cuantía se consensuaría entre las que estuvieran dispuestas, pero Castilla y León la rechazó porque no renuncia al cobro de sus tasas y Madrid porque duda de la legalidad de un solo pago», indican desde el gabinete de prensa de la Consejería de Medio Ambiente.

Una idea que Extremadura viene defendiendo desde hace años, tanto por parte del anterior Gobierno socialista como del actual popular, y que sin embargo no encuentra apoyos suficientes para que se convierta en realidad.

La última reunión ha servido para reafirmar la postura, pero no se ha firmado ningún acuerdo y por el momento se está a la espera de que se redacte un borrador sobre este asunto.

Lo cierto es que la existencia de una licencia única que evite burocracia a la hora de cazar o pescar según en qué territorio se haga es una reivindicación histórica de los aficionados extremeños. El problema está en que cada región tiene su propia legislación en esta materia y eso supone distintos permisos, distintos requisitos para obtenerlos y distintas tasas que complican la burocracia.

El presidente de Fedexcaza, la federación de cazadores extremeños, Rafael Domínguez, indica que más allá de la existencia de una licencia que sirva para cazar en todo el territorio nacional, considera más favorable «que cada aficionado saque su licencia en su comunidad autónoma y cuando lo haga pague una tasa que no supere los 50 euros, renovable cada año, que le permita cazar en todo el país».

En espera del borrador que permita continuar disertando a las comunidades acerca de la posibilidad de llegar a acuerdos interautonómicos, en el encuentro de Valladolid se han sentado las bases para perfilar un sistema informático que permita el pago telemático a la hora de obtener permisos para cazar o pescar en esas comunidades autónomas.

Se organizaría habilitando en las páginas web de las administraciones regionales un portal que llevaría a los solicitantes, a través de la red, hasta el sitio exacto en el que poder gestionar los permisos necesarios.

Supondría disminución de la burocracia y facilidad de expedición del permiso de otra comunidad, aunque la verdad es que obtener licencias por Internet es posible desde hace tiempo con apenas un par de golpes de ratón a través de distintas páginas privadas que ofrecen este servicio.

Deja un comentario